13 sep. 2007

Juegos de Expresión Corporal: Matamoscas


Nuestros niños no sólo se expresan con sus palabras. Además, y sobretodo a su edad, utilizan todo el cuerpo para comunicarse con los demás.


A través de él pueden transmitir cuándo algo les gusta o no, como se siente ese día o que expectativas tiene de una determinada lección. Por ello, la estimulación de la imaginación y la creatividad comunicativa mediante la expresión corporal es vital en cualquier programa de Jardín de Infancia. Entre las actividades que se desarrollan está la que te sugerimos a continuación.

Para implementarla, sólo necesitarás que los niños traigan de casa un matamoscas o una paleta de plástico nueva, separar el salón más amplio del Kinder -si es posible con espejos grandes o de cuerpo entero en las paredes-, papel, lana y colores.

Iniciamos el juego con un breve "calentamiento". Se colocan los matamoscas en el suelo, los niños se quitan los zapatos y al ritmo de una música instrumental se sortean los "obstáculos". Luego se pueden utilizar los matamoscas para formar caminitos y diversas figuras. Se dará libertad a los niños para que sugieran que otra cosa hacer con ellos.

De pronto, la música cambia. Cada niño toma su utensilio y de acuerdo a las instrucciones de la maestra se desplazarán por todo el salón cazando mariposas, pescando, moviendo los matamoscas colocándolos sobre la barriga, pasándolos entre las piernas, etc.

La referencia que tendrán no sólo será el desempeño del compañerito, sino también los espejos, que permitirán al pequeño tener conciencia de su propio desempeño. También se los puede utilizar para hacer muecas o inventar personajes.

Llega un momento en que el juego pierde intensidad. Entonces todos se sientan en ronda y conversan acerca de lo hecho y de los personajes adquiridos frente al espejo. Finalmente, se pueden utilizar los matamoscas para crear máscaras con papeles de colores, crayolas, lana, etc.

Con las medidas de seguridad del caso, poniendo especial atención en espejos y la disposición de otros muebles del ambiente, esta será una muy efectiva y divertida manera en que los niños adquieran seguridad sobre su capacidad de crear e improvisar. Al final del día es más que seguro que contarán a papá y mamá sobre lo bien que la pasaron en el Kinder y su entusiasmo dará confianza a los padres sobre la calidad de la labor pedagógica en el centro educativo.

Foto: Semima
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!