Consejos para elegirle una Guardería a tu Bebé


En estos tiempos en los que tanto mamá como papá trabajan todo el día, se hace una preocupación cada vez más grande el encontrar una persona ideal para que se quede con el bebé en casa.


Por razones de mayor formalidad y seguridad y confianza, muchos de los padres de familia prefieren contar con una alternativa diferente, como son las Guarderías. En ellas, los pequeños estarán bien protegidos por profesionales en el cuidado de bebés, observados permanentemente y donde siempre habrá un lugar y una persona a la cual dirigirse en cualquier caso. Las guarderías cumplen también el papel de preparación para el futuro inicio de los niños en el Pre-Kinder y Kinder, que son las siguientes etapas de un Jardín de Infancia, estimulando al bebé con formas, texturas, colores, sabores y todo aquello que lo inicie en su etapa de socialización y conexión con su entorno. Hay instituciones especializadas en guarderías, la mayoría de ellas ubicadas en casas particulares, y también están los Jardines de Infancia, que abarcan todo el proceso hasta Kinder (pre-escolar). La ventaja de las primeras es que se dedican exclusivamente al cuidado de bebés, y la de las segundas es que dan facilidades para el ingreso a las siguientes etapas formativas en la misma institución, con la cual el pequeño ya está familiarizado. A continuación, algunos temas que hay que tener en cuenta al buscar una Guardería:
  • Las referencias de familiares o amigos sobre las guarderías son muy importantes. Asegúrate de conocer a alquien que ya haya tenido la experiencia para que te de su opinión.
  • De preferencia, elige un local que no este alejado de tu oficina o de tu hogar.
  • Cuando la visites, fíjate que sea un lugar seguro (amplio, señalizado, iluminado, fresco, despejado de artículos quebradizos, con su infraestructura en buen estado, etc.) y que tenga áreas acondicionadas para el juego.
  • Al conversar con las personas encargadas, observa qué tanta seguridad, responsabilidad y confianza te transmiten sobre su labor.
  • Revisa los juguetes y otros materiales que se utilicen ahí, asegurándote que no sean tóxicos y que sean variados.
Foto: IMSS, Aqui Mama

Comentarios