1 de oct. de 2007

El Juego -Trabajo en el Jardín de Infancia

Es uno de los aspectos de mayor importancia en la actividad del Jardín de Infancia. El juego-trabajo surge con la corriente de la Escuela Nueva, como metodología para el reforzamiento efectivo del aprendizaje en los niños, partiendo de que todo juego debe tener un objetivo específico. Durante esta actividad, el niño realiza un verdadero autoaprendizaje: anticipa, ensaya, prueba, resuelve, descarga, crea y evalúa. El que no sea sólo un juego sino también un trabajo, le da en apariencia más seriedad, pues al mismo tiempo que permite al niño elegir, lo disciplina. Esta actividad adquiere características especiales según la edad de los niños.

El período de juego-trabajo se modifica según la maestra ofrezca al niño numerosas experiencias, organizadas en las unidades didácticas, para facilitar su adaptación al medio y la comprensión de la realidad que lo rodea. Son precisamente estas experiencias las que crean nuevos estímulos que influyen directamente sobre la actividad que es propia del niño: el juego.

Los momentos que comprende el juego-trabajo son planificación, desarrollo, orden y evaluación. En la práctica, el juego-trabajo se ha distorsionado, se ha convertido en juego dirigido o juego libre. A veces se cae en el error de esquematizar el juego. Una vez que se definen las áreas y se separan, se restringe la libertad del pequeño. Si eligió, por ejemplo, dedicarse al área de arte pero se pasea por el de carpintería porque "es el papá carpintero que se cansó de dibujar", no lo amonestemos por ello, dejémoslo que desarrolle su propio juego. Por el contrario, se puede terminar tomando el juego como una manera de distraer a los niños cuando la maestra necesita ponerse al día con sus comunicados, o porque está lloviendo, etc., desvirtuando la actividad hacia un concepto de "juego por el juego", sin ningun objetivo específico asignado. Incluso se puede dar el caso de que, cuando un niño se acerque a su maestra para pedirle un material, ésta le recrimine la interrupción, justo cuando ella está trabajando en sus documentos!

Es necesario redefinir en cada Kinder el rol que tiene el juego en el proceso de aprendizaje; evaluar y corregir las desviaciones que sobre él haya producido la rutina o la falta de seguimiento y supervisión. Esto contribuirá a generar un entorno mucho más ordenado y menos improvisado alrededor del niño y se aprovechará al máximo el tiempo en que asiste al Jardín.

Foto: Eurociencia

Tags: , , , .






Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

Los más populares