9/10/2007

El Valor de la Generosidad en los Niños

La generosidad es una decisión libre de entregar lo que uno tiene de manera desinteresada y con alegría, teniendo en cuenta la necesidad que tienen otras personas de estas aportaciones. Una de las facetas de la generosidad es la apreciación del valor de lo que poseemos. Existe una confusión por no saber identificar nuestras posibilidades, y el problema no está muchas veces en la capacidad, sino en la falta de confianza de lo que uno realmente es capaz de hacer.

En los niños no se encuentra una generosidad muy desarrollada, ya que no reconocen el valor de lo que tienen, ni la necesidad de los demás. Su sentido de posesión es muy fuerte ya que su mundo es egocéntrico. El niño es generoso cuando hay una relación de simpatía, cuando busca una compensación o finalmente actúan de manera generosa sin ningún motivo o necesidad expresada por la otra persona, lo cual también es considerado una manifestación de egoísmo.

Entre algunas de las actividades que se pueden desarrollar para promover la generosidad dentro de un Plan de Formación de Valores, está el Cuadro del Día. Este cuadro de doble entrada puede estar en un lugar del aula, pero también puede utilizarse en casa. Consiste en escribir una serie de actividades relacionadas con el valor que se está trabajando y asignarle una "carita" cada día, dependiendo si el niño cumple con las actividades: Muy Bien=sticker carita feliz y estrella, en proceso=sticker carita feliz, en inicio= sticker carita normal); si no las realiza, se deja el casillero en blanco. En cuanto al valor de la generosidad, las actividades y actitudes a evaluar pueden dividirse en dos quincenas: la primera para evaluar si "Comparto y ayudo en mi hogar" y la segunda para evaluar cómo "Cuido mi habitación y objetos personales".

En la primera quincena, las actividades podrían ser:
  • Comparto mis juguetes con mis hermanos y amigos.
  • Trato con delicadeza los muebles de mi casa (sofá, sillas).
  • Recolecto juguetes y ropa que no uso, pero que se encuentren en buen estado y los llevo a la parroquia de mi comunidad.
  • Por las mañanas me levanto con facilidad.

En la segunda quincena, las actividades podrían ser:

  • Ayudo a mantener mi cama ordenada.
  • Siempre ordeno la ropa al quitármela y ponérmela.
  • Después de realizar mis tareas, dejo en orden los útiles que utilizo.
  • Confecciono dibujos o adornos para decorar mi habitación.

Luego de la realización de estas actividades, los padres de familia podrá recibir un breve informe acerca de la evolución del pequeño en la asimilación de la generosidad como necesaria dentro de su relación con los demás. Debido a las característcas naturales ya descritas de un niño en edad de Jardín, no debe esperarse una actitud madura y acabada frente a este tema. Lo importante será presentárselo al niño, que lo tenga en cuenta y que comience a descubrir su importancia en la vida.

Fotos: Columna Sur, Los Niños en su Casa

Tags: , , , , .






Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

4 comentarios:

  1. Anónimo7:08 p. m.

    COMO NO LO SUPE ANTES PARA HACERLO CON MIS HIJOS SE VE MUY SENCILLO Y FACIL DE HACER ME SIRVE CON MIS PEQUES

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:07 p. m.

    esta muy interesante lo intentare

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte y gracias por visitarnos!

      Eliminar
  3. Anónimo9:40 a. m.

    esta bn, me ayudo un poco

    ResponderEliminar

Los más populares