Experimentos para Niños: Mi plantita de Pallar

El conocimiento y cuidado de las plantas cumple diversos objetivos en la educación de los niños.

Por un lado, alecciona acerca del proceso vital de las plantas, cómo son, de dónde vienen y cuánto crecen. Por el otro, inicia el camino hacia la formación de una conciencia ecológica y de respeto a la naturaleza, valor humano cada vez de mayor estima y significancia en nuestros tiempos. Con el pallar el procedimiento es muy sencillo; aquí te lo resumimos esquemáticamente en 4 pasos que tu podrás matizar según tus recursos y estilo.
  1. Abrimos el pallar. Lo dejamos remojar en agua por unos minutos. Cuando se hinche, lo sacamos del agua y lo abrimos por la mitad.
  2. Vemos y conocemos sus partes: Piel o contorno, que protege al alimento; alimento, parte deliciosa que nos da vitaminas; planta bebé, que crece cuando sembramos el pallar y se convierte en lo mismo.
  3. Sembramos: Humedecemos un pedazo de algodón, cubrimos con él el pallar, lo colocamos en un frasco transparente y verificamos que tenga luz y esté húmedo todo el tiempo.
  4. Aprendemos a cuidar nuestra plantita: Regarla un poquito todos los días, acomodarla a medida que crece, podarle algunas hojas si fuera necesario.
Para esta actividad, se podría acondicionar algún espacio en exteriores, si el Jardín de Infancia contara con alguno. Esta sencilla experiencia también desarrollará el sentido de la responsabilidad en los niños, que se sentirán muy bien al encargárseles el cuidado de algo tan preciado, pues lo será también para ellos.

Comentarios