30 nov. 2007

Qué hacer si sospechas que tu Hijo fue Maltratado

Los abusos y maltratos a niños están experimentando un alarmante aumento a escala mundial. Las cadenas de abusadores se extienden por todos los países, sobretodo en los más pobres, donde las personas tienen poco o nulo acceso a la seguridad y posteriormente, a la justicia.
Es por ello que creemos necesario facilitarte algunas recomendaciones en caso creas que algo así haya sucedido con tu niño. Su difusión podrá ayudar a muchos padres de familia. En el caso de las maestras esto también se aplica, ya que muchos de los casos se dan precisamente en el hogar, y los abusadores suelen ser familiares o personas muy cercanas a los niños.
  • Cree lo que te dice tu niño. Los niños raramente mienten cuando se trata de abuso sexual.
  • Alaba a tu niño por decirte lo que pasó.
  • Déjale saber al niño que tú lo apoyas. Su mayor ansiedad consiste en sentir que él o ella han tenido la "culpa" por el incidente.
  • Controla tu reacción, dándote cuenta que la perspectiva y la comprensión que muestres resultan críticas para el niño. Tu mayor reto será el no transmitir tu horror en cuanto al suceso.
  • Antes de acudir al lugar donde presuntamente pueda haber occurido el abuso, repórtalo a la Policía o a Entidades de Protección al Menor.
  • Acude a una institución especializada en evaluar a víctimas de abuso sexual, a un hospital, centro de bienestar infantil o un centro de salud mental. Orienta tu búsqueda hacia grupos o especialistas en dicha área.
  • Trata de acudir a un médico entrenado y experimentado en reconocer abuso sexual, cuando vayas a solicitar exámen médico especial para el caso de un menor. Los programas para tratamiento de abuso sexual o las asociaciones de apoyo conformadas por profesionales en salud mental, suelen ser fuentes de valor y de mucha ayuda en estos casos.
  • Comunícate con otros padres para determinar la aparición de cambios en el comportamiento o de síntomas físicos en sus hijos.
  • Recuerda que el actuar inmediatamente es muy importante, teniendo en cuenta que si no se hace nada, persistirá el riesgo para otros niños. El abuso sexual de los niños tiene que ser de gran interés y preocupación en nuestra sociedad.
  • Asegúrate que tu niño sepa que si alguien le hace algo que lo confunde, te lo comunique de inmediato. Por ejemplo, tocarle ciertas partes de su cuerpo, tomarle fotos al desnudo, envíos de mensajes eróticos, pornografía por internet, proposiciones, ofrecimientos de regalos, etc.
  • Explícale también que no será culpado por cualquier cosa que un adulto inescrupuloso intente hacerle o le haya hecho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!