26 dic. 2007

Importancia del Nido o Jardín de Infancia

Para muchas madres jóvenes la importancia de un Jardín de Infancia fácilmente accesible representa una verdadera bendición. Este les resuelve el problema de dónde dejar al niño bien atendido, al menos durante algunas horas del día.
Sin embargo, esta no es su principal ventaja. Aunque la mamá no trabaje o aunque disponga de tiempo suficiente para atender al niño, hará bien al enviarlo al Jardín.

El propósito principal del Jardín es el de cimentar las bases de aprendizaje escolar. El niño se acostumbrará muy pronto a trabajar en unión de otros niños y bajo la dirección y supervisión de una maestra, en actividades compartidas y organizadas. Esto, sin duda muy importante para todos los niños, lo es más aun por ejemplo para el hijo único, o para los que no tienen muchas oportunidades de jugar con otros pequeños de su edad.

El Jardín de Infancia es el sitio ideal para que el niño aprenda, por experiencia propia, a conocer la alegría y la satisfacción que se derivan del trabajo colectivo. Esta sensación es mucho más importante de lo que suponemos para su mejor desarrollo emocional. Además, en el Jardín el niño aprende gradualmente a vencer su timidez y su egoismo, a respetar una autoridad diferente de la de sus padres, a desarrollar constructivamente habilidades innatas o adquiridas, a manifestar su iniciativa, y a compartir tanto ideas como sentimientos. Todas éstas son actitudes básicas positivas que conviene que el niño adquiera antes de entrar a una etapa de aprendizaje académico más formal.

Y desde el punto de vista físico, el Jardín también suele surtir efectos benéficos, ya que las actividades y juegos que ahí tiene lugar contribuyen muchísimo al mejor desarrollo de la habilidad manual, de la agilidad, de la coordinación muscular y visual, de las facultades auditivas en relación a la apreciación de la música y del canto. Intelectualmente, la mente infantil se acostumbra a captar, asimilar y aplicar las instrucciones recibidas para llevar a cabo tareas distintas.

En estos tiempos cualquier oportunidad de prever una mejor preparación y desarrollo integral de nuestros hijos no debe ser desaprovechada. De esta manera ellos podrán evolucionar por las distintas etapas formativas sin mayores problemas, al mismo tiempo que se cultiva su capacidad de enfrentarse a un mundo cada vez más competitivo y complejo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

6 comentarios:

  1. ¿Desde que edad recomendais el jardin de infancia? ¿Cuántas horas para un niño de 2 años?
    Solo hablais de lo positivo, ¿qué pasa con el lado oscuro de las guarderias?: 10 niños por 1 cuidadora, largas horas de muchos bebes/niños, llantos y llantos, ...
    No tengo claro q sean imprescindibles ni adecuadas para todos los niños.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, no son imprescindibles. Pero también es cierto que, dependiendo de los países, son obligatorios para la currícula escolar desde los tres años de edad, en la mayoría de ellos. Obviamente que no es recomendable ponerlos en los casos "oscuros" que comentas, sobretodo si te refieres a casos como el de aquel brillante y crudo reportaje que descubrió el maltrato a bebés en las guarderías por las propias cuidadoras (creo que fue en España). En el Perú, por ejemplo, las "cuidadoras" sólo pueden ser Profesoras de Educación Inicial con formación universitaria completa y sobretodo con vocación. Sólo así se puede aceptar esas "largas horas de llantos y llantos". Puede parecer increíble, pero hay personas que lo aceptan con alegría y se sientes felices de hacerlo. Además, es también muy cierto que estos centros están mucho más desarrollados e implementados en Sudamérica que en los países europeos. Pero, tal como lo repetimos en el artículo, lo importante no es a que edad ponerlo, sino las razones por las cuales los papás deciden hacerlo. El horario para niños de 2 a 5 años suele ser de 3 a 3 horas y media y consideramos que es el adecuado. En el caso de Guarderías (1 a 2 años) no se recomienda más de 8 horas.
    Me atrevo a pensar, a juzgar por tus palabras, que has tenido alguna mala experiencia con estos centros. Tal vez este link te pueda ser de alguna utilidad: http://mikinder.blogspot.com/2007/11/buscando-un-buen-jardn-de-infancia.html
    Muy atentamente,

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la respuesta.
    Me parece muy sensata vuestra recomendación de 3 horas para un niño de 2 años.
    No he tenido ninguna mala experien cia (mi hijo irá a la escuela a los 3 años) pero he visto lo q pasa con otros niños.
    En España el gobierno ha aprobado guarderias universales y gratuitas a los 0 meses. No creo en una sociedad q no cria ni materna a sus hijos. Soy una madre desertora e insumisa. Me encantan los libros de crianza de Carlos González y Laura Gutman.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:06 a.m.

    "Un mundo competitivo y complejo", asi acaba el articulo. Entonces, si no unes a tus hijos a ese ritmo de vida, no formas parte de la sociedad "normal". Es curioso que el articulo no hable de amor propio, de autoestima, de afecto, de compasion.. eso es lo que ensenyan los padres en casa, no a ser competitivos sino a querer y a quererse, clave para la felicidad de cualquier persona.

    Pero curiosamente a eso no se educa demasiado en las escuelas/jardines de infancia, donde los apretados curriculums de conocimientos no dan espacio para mucho mas.

    Para la persona que escribio el articulo, un dato importante: los ninyos menores de 3 anyos no socializan, no interactuan. Por tanto, no hay necesidad de Jardines de Infancia, excepto que los padres necesiten ese tiempo para ellos. Lo que hace crecer a nuestros hijos sana y equilibradamente son los mimos, los abrazos, los besos, y la atencion individualizada de sus padres en los primeros anyos de vida, base de la estabilidad emocional.

    Criemos hijos felices, no competitivos. Respetemmos a nuestros hijos dandoles nuestro tiempo y nuestro amor, para eso los hemos traido al mundo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo, estoy totalmente de acuerdo contigo. Si vuelves a revisar esa última frase no hablo de "integrar" sino de "enfrentarse" a un mundo competitivo. No podemos ser radicales cuando se trata de nuestros hijos. No es cuestión de arrimarlos hacia un lado del desarrollo humano, impidiéndoles conocer otras formas de expresión que tiene. Si está en su destino criticar el sistema: estupendo!, pero que lo haga con conocimiento de causa. Hay también estilos de enseñanza en los Jardines, algunos más humanistas que otros. Los Padres son los que deciden al final cuándo y dónde.

    ResponderEliminar
  6. CREO QUE ANONIMO ES MUY ANONIMO PARA ECRIBIR ESO, EL NIÑO SOCIALIZA DESDE QUE ESTÁ EN LA BARRIGA DE LA MADRE NO EN VANO CUANDO SIENTE QUE HAY DISCUSIONES, ALEGRIAS U OTRA COSA SE MOVILIZA ACTIVAMENTE, EL AMOR, LOS MIMOS ES TACITO SR ANONIMO!!!!

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!