3 dic. 2007

Promoviendo la Creatividad en los Niños desde el Aula

Se suele decir que la creatividad en los niños es un don que uno tiene o no tiene cuando viene al mundo. Pero la creatividad es una forma de funcionamiento de la mente y por lo tanto una habilidad que se aprende mediante un aprendizaje y una práctica correcta y constante.
Lo que sí es cierto es que no es como andar en bicicleta; si no se usa, termina oxidándose. Cuando un niño ha experimentado su capacidad creadora y la ha explorado, adquiere conciencia de su existencia para siempre. Por eso es necesario abrir paso a la creatividad en la programación escolar y permitirnos esa actitud en nosotras como maestras. Hay algunas guías para poder hacerlo.
  • Encarar las cosas de diversos puntos de vista: Muchos creadores ven las cosas de un modo diferente. Pero para ello se necesita de una postura activa de la mente que busca esos modos nuevos y originales de interpretar la realidad. Por ejemplo Picasso pasó el volumen de los objetos a un plano en dos dimensiones y creó el cubismo; el hombre tal vez vio una piedra redonda de una manera distinta e inventó la rueda.
  • Corren riesgos: Siempre representa un riesgo producir algo nuevo y el temor al ridículo corta de raíz cualquier proceso que se origina en su mente. Por eso los niños tienen que ser concientes que la creatividad siempre supone un riesgo y aprender a afrontarlo. Ahí tenemos a Galileo...
  • Establecer relaciones: Descubrir conexiones entre las cosas permite descubrir realidades nuevas. Cada vez que alguien resuelve un problema establece una relación entre cosas que el pensaba la tenían.
  • Aprovechar las oportunidades: Hay muchas oportunidades que nos visitan seguido y no las vemos, pues se necesita una mente creativa para reconocerlas. Muchos descubrimientos a lo largo del tiempo se hicieron posibles debido a que una situación fortuita se le presentó a una persona preparada para reconocerla.
  • Reconocimiento de estructuras: Cada vez que resolvemos un problema o armamos un rompecabeza, estamos aprendiendo su estructura. La creatividad es la capacidad de inventar nuevas y originales estructuras, y reconocerlas es el primer paso. La maestra debe enseñar las estructuras de las cosas.
  • Las suposiciones son un reto que debe aceptarse: Segú Erich Fromm, la creatividad es la capacidad de hacerse uno preguntas a sí mismo, de proponerse adivinanzas, de hacer suposiciones. La creatividad es el ejercicio de respuesta a estas interrogantes. Esto se puede entrenar en los niños pidiéndoles listas de usos nuevos para objetos comunes, o dejándoles oraciones incompletas con el tema ¿que harías si...?, entre otros ejemplos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!