18 de feb. de 2008

Cómo crear rimas infantiles

Las rimas infantiles son figuras escritas con rima y lenguaje simple.


Está misma simplicidad es la que las hace ideales para reforzar en los niños del kinder los diversos puntos de la programación educativa.

Su estructura sonora es muy atractiva para los pequeños, y se enriquecen con la entonación o la música que se les añada.

Hay muchos temas sobre los cuales puede crearse rimas. Sólo tienes que definirlos y desarrollar en cada uno de ellos los diferentes objetivos o elementos del tema (unos pocos) que quieras incluir en la lección.


Una vez los tengas, puedes reservar una estrofa para cada uno:
  • Alimentos: Importancia de las frutas y verduras en la alimentación diaria, horas de comer, beneficios de los alimentos, bebidas, carnes.
  • Familia: Día del padre y de la madre, los abuelitos, los hermanitos, la casa, obediencia, amor.
  • Instrumentos musicales: una banda, uno por uno, clasificándolos por viento-cuerda-percusión, incluyendo onomatopeyas.
  • Oficios: los más conocidos, relación con la comunidad, función, lugar de trabajo.
  • Animales: de granja, salvajes, anécdotas con mascotas, hábitat.
  • Hábitos: Higiene, orden, limpieza, cuarto, tareas.
Una vez tengas listos los temas, puedes ir haciendo la rima, de manera ordenada. Para crear una rima debemos hacerlas cortas, tanto en el largo del verso, como en la extensión de toda la rima.

Una vez terminadas, recitarlas para una misma, de manera que podamos escuchar si suenan bien, si son fáciles de entender o si se traban algunas letras entre sí, para poder hacer los ajustes. Por ejemplo:


regresando del colegio
mi manzana comeré
uno, dos, tres mordiscos
muy sabrosos le daré


Como puedes notar al leer los versos de esta estrofa, todos tiene casi la misma extensión, lo cual permite que se le pueda dar un ritmo contínuo (que puede ser acompañado con palmas), y dar espacio incluso para un fondo musical de refuerzo, tipo panderetas.

Fíjate también que el primer y tercer verso riman mejor que el segundo con el cuarto. Sin embargo, no pierden la unidad, lo cual indica que los versos no tiene que rimar exactamente igual para que suene bien. Finalmente, podrás haber percibido que el ritmo no cuadra totalmente en el tercer verso. Esto se puede arreglar con el siguiente ajuste:


regresando del colegio
mi manzana comeré

uno, dos y tres mordiscos
muy sabrosos le daré

Puedes ver que las reglas son muy flexibles. Además, en los últimos años del kinder, una alternativa muy atractiva sería el contar con la colaboración de los propios niños para formar rimas, escuchando sus aportes de manera libre e introduciéndolos a criterio de la maestra. Podrían hasta sorprendernos con alternativas de dibujos para ilustrarlas. ¡Una bonita sorpresa para papá y mamá!


Imagen: Ahora Sí






Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

Los más populares