7 feb. 2008

Quiero que mis niños me atiendan en clase


Todas las maestras soñamos con tener un grupo ideal de niños obedientes, que saben seguir instrucciones y están dispuestos en todo momento a desarrollar las actividades que les proponemos en el aula. Pero lo cierto es que eso casi nunca ocurre.
Tampoco es la idea convertir a los niños en soldados, pero sí conviene estimular en ellos la capacidad de mantener su atención, conociendo nosotras algunos de los recursos y actividades para lograrlo. Las recomendaciones que te damos a continuación también te servirán para que los niños recuerden objetos y personas que les son familiares.

  • Contarles un cuento sencillo.
  • Jugar con ellos usando sus deditos.
  • Recitar juntos poemas o rimas apropiadas para su edad.
  • Cantar canciones tradicionales.
  • Palmear tratando de acompañar un ritmo o tonada sencilla.
  • Realizar construcciones con diversos materiales (cubos, cajas, etc.).
  • Jugar a las "escondidas" con sus libros de cuento, y pedirles que lo busquen y traigan, describiéndoles su carátula. Por ejemplo: "el osito blanco".
  • Trabajar con piezas para encajar, rompecabezas de 2 a 4 piezas, ensartado, enhebrado. Estos materiales favorecen el desarrollo de su atención.
  • También podemos darles recipientes sin sus tapas, para pedirles que busquen la que le corresponde a cada uno.
  • Para mantener su atención el mayor tiempo posible, no interrumpamos su juego cuando esté muy interesado en él.
  • Preguntarles donde está su carrito de juguete o cualquier otro objeto usual. Si el niño se dirige a buscarlo donde acostumbra guardarlo, estimúlalo a que continue con esa acción.
  • Jugar a las adivinanzas, cubriendo parcialmente un objeto conocido por el niño y pidiéndole que nos diga qué es.
  • Alentar a los niños a recordar experiencias recientes o del día anterior y a expresarlas libremente.
  • Jugar a los encargos, utilizando indicaciones o consignas tales como "trae la pelota", "lleva los colores", "peina a tu muñeca", etc.
Con estas acciones, los niños se acostumbrarán a estar atentos y pendientes de nuestras indicaciones, lo cual nos ayudará muchísimo a las maestras a llevar mejor una clase o lección, y a ellos a sacarles el máximo provecho para su desarrollo integral.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

2 comentarios:

  1. Gracias por los consejos. Tengo una niña de dieciséis meses y la verdad es que por el momento su fuerte no es la atención, aunque sí que es verdad que a veces la presta. También aconsejaría, sumando propuestas a las tuyas, limitarles el número de juguetes-objetos con los que estar en cada momento. Es decir, si queremos trabajar con las construcciones, que no tenga a su alrededor ocho mil estímulos más

    ResponderEliminar
  2. Es muy cierto Isa: La desatención también la produce la sobreestimulación. La Navidad pasada mi hija de 3 años ya no sabía que hacer con tanto juguete en frente!

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!