29 feb. 2008

Seguridad en experimentos para niños

En el jardín de infancia es frecuente ver que se realizan diversos tipos de experimentos como parte de un programa educativo.


Muchos de los temas que se les enseña a los niños se enriquecen muchísimo con estas experiencias, atraen la atención de los pequeños y les ayudan a internalizar mejor la naturaleza de los conceptos o realidades que se demuestran con ellos.

Pero para llevarlos a cabo, es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones previas a la realización de la actividad.

De esta manera, y a pesar de que las dinámicas suelen ser sencillas en el jardín, estaremos evitando sustos o incluso accidentes.

A continuación algunas medidas a considerar:
  • Contar siempre con un botiquín en el lugar en el que se realice el experimento.
  • Ensayar el experimento en casa por parte de la maestra, para ver su resultado, antes de presentarlo en la programación y en el aula.
  • Se recomienda siempre contar con el apoyo de una maestra auxiliar en el momento de la actividad.
  • No hacer aquellos que incluyan el uso de ácidos corrosivos, lejía, tiner, aguarrás, ácido sulfúrico, amoníaco, y otros materiales peligrosos.
  • Evitar la combinación de sustancias sin conocer su efecto.
  • Evitar materiales de puntas metálicas, filudos u oxidados.
  • No hacer experimentos para armar aparatos eléctricos. Si se da el caso, se recomienda que no exceda de los 24 voltios, que todos los implementos eléctricos vayan dentro de una caja aislada y que haya una estricta supervisión adulta. Además, la poca posibilidad de participación de los niños en su elaboración los hace poco prácticos.
  • Siempre limpiar la superificie y los materiales utilizados, antes y después de la actividad.
  • Lavarse las manos, una vez terminados los experimentos.
  • Los recipientes que se usen no deberán reutilizarse para ningún otro fin, sobretodo si tiene que ver con la alimentación o la higiene de los niños. Verificar que se almacenen en un lugar alejado de la cocina, o de preferencia desecharlos.
  • Tener conocimiento de las reglas de seguridad y primeros auxilios.
  • Realizar los experimentos con los materiales y las sustancias que se indican. Nunca reemplazar con otros materiales.
  • La maestra debe evaluar cuáles son los experimentos adecuados a la edad del grupo y sin riesgo para los niños.
  • La maestra debe compartir las advertencias y las indicaciones de seguridad con los niños antes de empezar los experimentos.
  • La zona donde se realizan los experimentos no debe tener obstáculos y no debe estar cerca de los alimentos. Debe tener buena ventilación e iluminación, y estar cerca de un punto de agua. Deben usarse mesas o superficies sólidas y resistentes al calor.
  • Como medida de precaución en algunos experimentos, tener en cuenta una distancia prudencial de los niños, si fuera el caso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!