16 mar. 2008

Aclarando los mitos en el embarazo

Cuando estamos embarazadas, es muy común recibir recomendaciones y creencias por parte de familiares y amigos.


Muchas de éstas son ciertas, pero otras falsas, sin mayor sustento que el de su transmisión por generaciones como verdades incuestionables.

La comunidad médica internacional ha luchado durante años por desterrar estas creencias que lo único que hace es crear falsas expectativas y temores en las gestantes, cuando podrían vivir un embarazo mucho más tranquilo.

Aquí te presentamos algunos de estos mitos y las explicaciones que los doctores suelen dar de ellas.


Un embarazo más, un diente menos

La caries aumenta durante el embarazo, debido a que se producen náuseas, acidez y vinagreras. Al fluir estos ácidos a la boca, crean un ambiente en el que las caries se desarrollan más fácilmente. Por eso es necesario considerar una visita al dentista como parte de los cuidados durante esta etapa.

Las relaciones sexuales pueden afectar al bebé o adelantar el alumbramiento

Puede afectarlos sólo si hay complicaciones como amenaza de aborto, parto prematuro o sangrado. De lo contrario no hay problema en mantener una vida sexual sana. El bebé estará bien protegido.

Será hombre si la barriga es en punta; mujer, si es redonda

A esta creencia se le suma la redondez de la cara, la frecuencia cardíaca, la altura del vientre, entre otras. Nada de esto condiciona el sexo del bebé. La forma y altura del vientre están más determinados por la tonicidad muscular y la posición del bebé. Si la barriguita esta baja, significa que el bebé ha descendido y se prepara para nacer.

Los lunares en el bebé se producen por no satisfacer antojos

No hay ninguna relación; los antojos se relacionan a las necesidades orgánicas y psicológicas de la mamá.

Si sufres de mucha acidez, tu hijo nacerá con mucho pelo

La acidez la produce la presión que hace el bebé sobre el aparato digestivo de la madre poco antes de nacer. El llamado lanugo que cubre la frente, patilla, espalda u hombros del bebé lo perderá a los pocos días de nacido.

Debes comer por dos

Sólo basta con seguir una dieta balanceada sin excesos, grasas o dulces, y rica en carnes, frutas, verduras y lácteos. No es necesario comer el doble. Esto podría incluso derivar en mayores complicaciones. No comas mucho; come bien.

El bañarse puede causar infecciones

La higiene es importante; durante las últimas semanas se recomienda bañarse en ducha.

Teñirse el pelo afecta al bebé

Es posible, de manera indirecta. La embarazada puede manifestar alguna reacción alérgica debido a los cambios hormonales que se dan durante la gestación. Se puede estar alerta frente a cualquier signo de irritación a la piel, pero de preferencia se recomienda usar tintes naturales que suelen ser menos agresivos, o simplemente no usarlos.

Se prohíbe el ejercicio

Todo lo contrario. Los beneficios del ejercicio son innumerables para la embarazada. Mejora su condición física preparándola para el parto, mejora su circulación, evita la ganancia excesiva de peso y estabiliza emocionalmente a la mujer. Se recomiendan 15 minutos diarios, sin agotarse y según las indicaciones del médico especialista o asistente de psicoprofilaxis.


Imagen: Vagos.es
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!