18 abr. 2008

Como preparar al niño para su sesión de fotos

Las sesiones fotográficas para niños han tenido gran acogida en muchos países. Son innumerables las empresas que se dedican a la maravillosa labor de crear un recuerdo único para toda la familia.


La calidad de todas, especialmente aquellas con procedimientos computarizados e instalaciones acogedoras, es muy alta.

Pero siempre es necesaria una buena referencia de amigos o parientes para decidirte por una.

Una vez que hayas elegido dónde será su primera sesión fotográfica, debes considerar algunas cosas para que la experiencia no sufra ningún contratiempo y tu hijo lo disfrute de verdad.

  • Infórmate debidamente de las condiciones y procedimiento de la sesión. Costos, plazos de entrega, formas de pago, referencias del servicio, etc.
  • Durante la semana previa a la sesión puedes ir adecuando a tu hijo, creando juegos de roles en los que se usen cámaras, imágenes como fondo, ropa diversa, personajes, etc. Son de desarrollo libre. Puedes incluso ensayar gestos y posiciones para que él o ella las imite. De esta manera encontrará la sesión muy familiar y se adaptará más rápidamente.
  • Las mejores horas para separar una sesión son en la mañana, entre las diez y las doce del día. Es el momento en que los pequeños están más alertas y no tiene el inconveniente de los retornos a casa al ponerse el sol. Procura coordinar la sesión para estas horas.
  • Prefiere los locales que estén más cerca de tu casa.
  • Dependiendo de su edad, verifica que llevas todo lo necesario en su bolso: pañales, pañitos húmedos, algún juguetito, agua o jugo, galletas u otros snacks suaves, leche (preparada o para preparar).
  • Coordina días antes con la persona que quieres que te apoye. Es mejor ir siempre con otro adulto, en caso de imprevistos u olvidos.
  • Generalmente se piden hasta tres mudas de ropa, debido a que los fondos y los elementos que se usan para enriquecer las tomas van cambiando. Elígelas y prepáralas con anticipación. Que sus tonos de color sean definidos y bien diferenciados.
  • No presiones a tu hijo. La foto debe fluir naturalmente. Además, los fotógrafos saben perfectamente que trabajar con niños es totalmente distinto, toma su tiempo y una gran dosis de paciencia. Son profesionales elegidos por su facilidad y vocación para este tipo de trabajo.
  • Sigue las instrucciones del fotógrafo. En algún momento puede necesitar de tu intervención. Mientras tanto, es preferible que lo dejes interactuar con tu hijo, sin interrumpir. Así todo se desarrollará sin confusiones.
  • No te preocupes por la gran cantidad de fotos que se tomen. Luego de la sesión se te dará a elegir las fotos que tú quieres. El resto se descartarán o archivarán. Las que elijas son las que pagarás.
  • Verifica que las fotos que elijas en la pantalla de la computadora sean las que quieres; luego de reveladas ya no habrá opción a reclamo.
  • Al recoger las fotos, revisa que estén bien, y en los formatos y tomas que pediste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!