28 may. 2008

Maneras de jugar en casa con tu hijo

Es fin de semana, llegaste temprano del trabajo o incluso hasta te diste un tiempo para almorzar en casa. Tu hijo te recibe con los brazos abiertos y te invita a jugar con él.


Es lógico que quieras descansar un poco primero, pero es necesario que aproveches al máximo los breves momentos que nos da la rutina diaria y poner toda el alma en ellos. Dependiendo del tiempo de que dispongas, antes de salir disparado a la oficina, hay distintas formas de aprovechar estos espacios y no desairar a tu pequeñín, dejándolo con las manos extendidas y diciéndote "ven" con ellas.

Si bien la primera opción la pondrá él, puedes también sugerirle otras. Por ejemplo, leer un cuento o dos, sentados en su cama. Déjalo que elija el que más le guste escuchar. Permite que intervenga en la narración e introduce sus intervenciones en tu relato.

Los juegos de roles pueden tomar las formas más extrañas y divertidas en la mente de nuestros hijos. Hasta una tapa de plástico puede convertirse en un lobo feroz. No limites su imaginación restringiendo las posibilidades, adóptalas e introdúcete con ellas en el juego. Verás como tu conexión estimulará más a tu hijo.

Si vas a jugar en el piso (es lo más probable!) prepara una ropa que te puedas poner y sacar rápidamente o que cubra tu camisa o blusa para poder cargarlo, balancearlo o gatear con él, sin estar pensando en que se te arrugue o manche la ropa de trabajo.

Puedes también ver con él un video corto. Hoy en día se venden muchos conteniendo capítulos de series infantiles. Elijan juntos un capítulo (veinte a veinticinco minutos) y véanlo, de preferencia promoviendo comentarios sobre lo que sucede, de manera que ambos estén más conectados entre ustedes que con la televisión.

Nada de "eso es de niñas, juégalo con tu mamá". Sea con muñecas o con bloques de construcción, el jugar con los papás enriquece por igual a nuestros hijos.

También pueden pintar algo juntos. Aquí si es preferible utilizar crayolas o lápices de colores, antes que témperas o goma. Hay una amplia gama de manualidades sencillas que se pueden hacer.

No permitas que una excesiva jerarquización de la relación con tus hijos los frustre. Sé flexible y estarás haciendo posible su mejor desarrollo como ser social, alegre y justo. Así que: !A jugar se ha dicho!


Imagen: WIC

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!