25 may. 2008

Qué hago para que mi hijo suba a los juegos infantiles

En realidad, la primera pregunta no te la debes hacer a tí, sino a tu hijo. Ante todo debes saber si tu hijo quiere subirse. Es verdad que los niños se divierten mucho en estos juegos de uso público, pero el acostumbramiento debe ser gradual, respetando la voluntad y el ritmo del pequeño.


Cualquier forzamiento tendría el efecto contrario. Si no quiere subir, deja que vea como juegan los otros niños. Si está en la etapa indicada, él solito te dirá que quiere ir a tal o cual aparato.

Si recién empieza a subir, es recomendable que vayas con él y lo ayudes donde lo necesite. No hay nada mejor que cuando toda la familia se involucra.

Aquí te alcanzamos algunos consejos sencillos para algunos de los juegos más conocidos.

Subibaja


Para la primera experiencia, puede ir un amiguito, el papá o su hermano a un extremo, mientras que ubicas a tu hijo en el otro y lo subes y bajas suavemente. Indica al hermano mayor que no se impulse fuertemente. No dejes que el asiento de tu hijo toque el suelo. Con las visitas sucesivas, podrás ir dejando que lo experimente solo. Verifica antes el buen estado de este, así como de todos juegos a los que se vaya subiendo.

Pasamanos


Los niños que pueden subir a estos juegos ya han pasado por todos los demás. En caso de que tu hijo sea menor, puedes sujetarlo de la cintura mientras que él hace el ademán de avanzar, intercalando los brazos hasta el final. Los pasamanos de fierro suelen tener óxido en la parte superior, que es poco visible. Revisa esto siempre antes de permitirle que suba.

Columpio


Hay columpios con más o menos sistemas de seguridad, para diferentes edades. En los que tiene la varilla atravezada van los más pequeños. Hay otros columpios con figuras de animales. En éstos existe un riesgo leve de que los niños puedan chocar sus rostros con estas figuras, pues algunos tiene asideros que los obligan a acercarse a ellas. En los columpios tradicionales deben ubicarse dos personas, una detrás (que es la que impulsa levemente al niño) y otra adelante. Ambos deben estar alertas ante cualquier pérdida de equilibrio o resbalón. Permitir sólo que se siente, nunca que se pare o eche en el columpio.

Tobogán


Empezar desde los más pequeños a los medianos. Preferir los de plástico o los inflables. Los de metal son los más rápidos, por lo que pueden usarse luego de dominar los otros. Empezar cogiendo al niño y haciéndolo bajar sin soltarlo. Luego, cuando se acostumbre y domine la inercia, lo esperaremos abajo para evitar una caída.

Puentes, escaleras y sogas


Generalmente estan incluidos en una misma estructura. Aquí debes verificar que la altura del juego te permita alcanzar a tu hijo siempre, en caso sea necesario. Juegos más altos en los que pierdas contacto con él, deben contar con los permisos, certificados, señales y garantías del caso.


Imagen: Pequeñas Noticias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!