9 jun. 2008

Qué hago para que mi hijo tome la leche antes de ir al jardín

Ya son las seis de la mañana y tu hijo se levanta. Es posible que te de los buenos días feliz, o que incluso te anime a preparar el desayuno porque ya tiene hambre.


Pero a la hora de tomar la leche, puede quedarse hasta una hora jugueteado con el vaso, sin tomar una gota y produciendo preocupación y desesperación en papá y mamá. Sera más fácil que la tome si es menor de tres años, porque no abusa del "no quiero", aun no empieza a dejar el biberón, o no ha llegado aun el hermanito al hogar. Pero una vez que cualquiera de estas cosas sucede, entonces es necesario volverse todo lo innovador e imaginativo que podamos.

Lo primero es fijar algunos principios para actuar, de manera que no provoquemos una reacción peor a la que queremos evitar. Lo que buscan nuestro hijos con estas conductas es atención, en la mayoría de los casos. Dále esa atención a tu hijo, pero dosificando con las cosas que debes hacer en la mañana y explicándole por qué lo dejas un rato solo tomando la leche, mientras tú terminas de preparar el jugo o le haces la lonchera. Nunca lo amenaces, pues al final es también una manera de poner tu atención exclusivamente en él, lo cual busca. Además tarde o temprano te lo sacará en cara en público, con la cruda sinceridad y oportunidad que los caracteriza.

Programa tus mañanas


teniendo en cuenta estas demoras y distribuye las funciones entre todos los miembros de la familia, para evitar toda la carga en una sola persona. Cúmplelas y hazlas cumplir de manera razonable. De esta forma no sólo tendrás tiempo, sino tranquilidad.

Esta forma de empezar el día se debe también al cambio de los gustos de tu hijo, además de que ya le estás quitando progresivamente el biberón, percibirá el aroma de la leche más fácilmente, y en muchos casos sentirá náuseas. Es mejor pasar del biberón a un tomatodo con pico de plástico duro, no de frente al vaso abierto. Otra opción es añadirle cocoa o chocolate a la leche, revisando siempre las indicaciones para evitar alergias, confirmando que sean para niños y evitando esos sobres que dicen "sabor a chocolate", en vez de "chocolate en polvo para taza", por ejemplo. Estos acompañamientos se necesitan más en vaso, no tanto en tomatodo con pico.

Trabaja la autoestima de tu hijo


Indícale que tome la leche rápido "como tú sabes hacerlo", haz competencia de quién toma la leche más rápido, que le enseñe a su hermanito cómo toman leche los "niños grandes", dile que siempre ha tomado muy bien la leche y que si sigue así va a crecer todavía más y va a ser más fuerte. En general, estimúlalo con todas las cosas que gusta hacer, como por ejemplo: Toma tu leche, para que después nos lavemos los dientes con "Barney" (pasta dental) y "Barbie" o "Mickey" (cepillo de dientes).

También sirve recordarle que su maestra lo espera en el jardín de infancia, y que también va a estar feliz al saber que toma toda su leche y de verlo crecer.

La leche es vital en los primeros años de crecimiento del niño. Pero su consumo suele ser difícil por muchos motivos. De nuestra actitud frente a estas dificultades dependerá que nuestro hijo aprenda a disfrutarla, y a lograr un óptimo y feliz desarrollo.


Imagen: Parlamento Europeo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. Buenas, Yo tengo un serio problema con esto la pequeña dejo el biberon feliz y contenta hace 1 AÑO(tiene 3)hasta ese momento tomaba precioso la leche, jamas un drama.
    Al dia siguiente aunq con vaso sorbito(con tapa)a la peque"dejo de gustarle la leche"...y la unica manera de consumir lacteos es el queso rallado y Yogurth...La leche simplemente no la puede ni ver...Sera que puedo solucionar esta costumbre ya?

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!