14/7/2008

Actividades con los insectos de jardín

Una de las mayores alegrías de los niños (aunque no tanto de papá y mamá) es la de hurgar en la tierra buscando insectos. Lo cierto es que esto no es más que una expresión de la insaciable curiosidad de los pequeños sobre todo lo que les rodea, cómo funciona y para que sirve.


Pero esa misma curiosidad es muy útil para desarrollar con ellos diversos temas relacionados con la naturaleza, y la vida y sus procesos, utilizando los insectos que comúnmente encontramos en los jardines.

Sólo debes asegurarte de tener lupas de aumento, guantes, espátulas para mover la tierra, frascos para transportar a los insectos, etc. Dependiendo de tu grupo de niños (numeroso, movido, etc.) puedes iniciar la actividad con ellos desde la misma recolección. O si lo prefieres hacer esta parte tu sola y ya tenerlos listos en sus frascos para la lección.

Hormigas: es fascinante verlas cómo cavan sus hogares. Recolectando una buena cantidad, podemos reproducir su labor en cajas de vidrio. Sólo basta pegar fuertemente algunas placas con silicona, verte algo de tierra en ella, luego las hormigas y finalmente sellar arriba. Las cajas deben ser lo suficientemente delgadas como para que se pueda apreciar el cavado de las diminutas obreras. También se pueden usar para probar su fuerza, alcanzándoles pedazos de hojas o ramitas que moveran sin mayor esfuerzo, para sorpresa de los niños.

Gusanos: son muy importantes para oxigenar la tierra cuando hacen sus túneles buscando comida. Su forma de arrastrarse sobre una superficie lisa también causa curiosidad a los pequeños. O pongámoslos bajo el microscopio para verlos más de cerca cómo son, qué comen, etc.

Caracoles: se puede trabajar con ellos una forma muy curiosa de hogar en el reino animal. Se puede también disponer de pequeñas cajas rellenas de tallos y hojas para que los caracoles se alimenten. Una variante de esta experiencia podría ser disponer una mesa de vidrio grueso y transparente. Los niños verán desde abajo más claramente cómo comen los caracoles.

Finalmente, también puedes utilizar cualquiera de los experimentos recomendados para otros insectos jardineros. La idea es promover la satisfacción de la curiosidad infantil por medio de la manipulación controlada y supervisada, con la que los niños conocerán un poco más del mundo que se esconde bajo sus pies.

Foto: Cloud Bridge






Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

4 comentarios:

  1. De esta forma se les quitará el miedo a los insectos. Mi hijo de 23 meses les tiene un miedo horrible y cuando ve a una hormiga empieza a decir: ¡un bicho, un bicho!, y sale corriendo. Gracias por tus sabios consejos, un saludo desde España

    ResponderEliminar
  2. La ignorancia es el origen de muchos miedos. Si a eso le sumamos la mala fama que le damos frente a los niños a lo que no comprendemos, tenemos ahí una transferencia de temores. Una de las maneras de combatirlo son estas actividades. Seguiremos buscando otras!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:31 p. m.

    Está página esta muy buena felicitaciones

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:34 a. m.

    Es interesante el articulo pero hay que tener en cuenta que de los tipos de animales que nombran en este, solo uno es insecto, y considero que desde el principio se debe dejar en claro cuales son las características de los insectos y como se diferencian de otros grupos para así evitar confusiones a futuro.

    ResponderEliminar

Los más populares