23 dic. 2008

Cómo aconsejar a los niños desobedientes

En el proceso de desarrollo integral de los niños se incluye la búsqueda de cierta autonomía y necesidad de sentirse autosuficiente.



Esto es totalmente natural pero ocasiona, entre otras cosas, que el niño no haga caso a sus papás como parte de esa búsqueda de su identidad.

Los niños tienen gran facilidad para entender razones si estas se las presentamos de manera calmada pero enfática, sin necesidad de gritarle. Para eso, es muy útil conocer algunas pautas; ellas te serán de mucha ayuda como guía en caso tengas que conversar seriamente con él sobre su desobediencia.
  • Papá y mamá tienen muchas razones para pedirte cosas. Lo hacemos porque queremos lo mejor para ti sin que te hagas daño.
  • Cuando te decimos que cuides tus cosas, es porque después podrás necesitarlas. Al dañarlas ya no podrás disfrutar de ellas nuevamente.
  • Si te pedimos que ordenes tu cuarto, es porque sabemos que después te será difícil encontrar tus cosas.
  • Para lograr las cosas que quieres, tus padres te decimos la mejor manera. Por ejemplo, si quieres que tus amigos compartan algo contigo, tu también debes hacerlo.
  • Tus papás también hemos sido niños. Por eso sabemos lo que te puede pasar si haces algo.
  • Tus papás somos responsables por lo que tu hagas. Si dañas algo, nosotros deberemos responder por eso.
  • Para hacer lo que tus papás te dicen, pon atención a lo que te pedimos. Si no entiendes, pregúntanos.
  • Si no estás de acuerdo, dinos por qué de manera amigable. Podríamos cambiar de opinión.
  • Si desobedeciste, debes decirnos la verdad de lo que pasó, arrepentirte sinceramente. Probablemente debamos castigarte, aunque de maneras que no afecten tu dignidad ni tu integridad física.
  • Y por favor ¡no vuelvas a desobedecer!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. Gracias a vosotros conocí www.zodiacguille.com . Artículo sobre niños desobedientes: Excelente!!!

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!