19 dic. 2008

Enseñándole al niño a no hacer berrinche

También conocidas como rabietas o pataletas, el berrinche es una conducta que suele poner nerviosos, molestos y preocupados a los papás, sin que sepan qué hacer para evitarlo.


Las reacciones más comunes son las de competir de igual a igual con nuestros hijos, gritándoles para que se callen. Así sólo nos dejamos llevar por los nervios y empeoramos la situación. Además el pequeño, al ver que así llama nuestra atención, volverá a hacerlo.

Es importante tener en cuenta algunas pautas para mostrar a nuestros hijos que es una mala manera de expresar nuestro enojo y que cambiarla lo beneficiará, pues así sí se le hará caso.
  • Explícale de manera sencilla que lo que ha hecho es una manera de expresar enojo, pero no es la mejor pues puede romper cosas, incluso las suyas, y que luego se quedaría sin ellas.
  • Coméntale que hay veces en las que nos gustaría hacer o tener algo, pero es necesario entender por qué no es posible en ese momento (jugar cuando es hora de almorzar, desear un juguete muy caro, etc).
  • Puede hacerse daño él o hacérselo a otros (un hermanito, un amigo).
  • Puede quedarse solo y sin amigos; a nadie le gusta estar con una persona que en cualquier momento puede hacer una pataleta.
  • En vez de eso, dile que puede desahogar su enojo con cosas que no se maltraten como almohadas y cojines, o bien irse a otra habitación hasta que se haya calmado.
  • Una vez que se tranquilice, invítalo a conversar para que te cuente por qué se comportó así, que fue lo que lo molestó, y ver cómo resolverlo. Así verá que las cosas pueden solucionarse exponiéndolas de forma calmada.
  • Finalmente, dile que antes de hacer una rabieta recuerde lo que han conversado y todo lo que podría ocasionar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. Las rabietas relativas a la edad son un hecho de vida para los padres, pero las buenas noticias son que hay remedios naturales para apoyar el sistema nervioso de una manera que pueda hacer que su niño co-exista armonioso con las rutinas más fácilmente. Estos remedios son especialmente eficaces en niños a partir de los 3 - 10 años de edad. Conjuntamente con una forma de vida y una dieta sana, los remedios naturales ayudan a mantener un humor equilibrado, tranquilo y una actitud razonable, proporcionando una plataforma para apoyar la paz y estabilidad emocionales.

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!