7 ago. 2009

Consejos para volar la cometa o barrilete con tu hijo

La inolvidable sensación que hemos experimentado de niños al volar una cometa es uno de los más dulces recuerdos que atesoramos y pocas veces tenemos el tiempo y la oportunidad de revivir, ya de adultos.


Por eso, cuando nuestros hijos ya cumplen cierta edad, nos ilusionamos junto con ellos por compartir la delicia de esta diversión, maravillosa en su simplicidad. Pero para que la alegría sea plena, es necesario tener en cuenta alguno trucos.
  • Al comprarlas o hacerlas, verifica que el papel o plástico no esté dañado. Revisa los bordes de unión con el armazón y que los amarres sean firmes. Prefiere las artesanales a las de fábrica.
  • Algunas cometas requieren equilibrarse con una cola. Generalmente ésta debe tener como mínimo el mismo largo y peso que el papalote.
  • Cuida de nunca volarlas en calles cerradas, o donde hayan instalaciones de cables aéreos. Existe el peligro de recibir una descarga eléctrica. Busca parques amplios y si es posible descampados o con árboles pequeños.
  • Cerca de instalaciones o generadores eléctricos de alta potencia, la carga eléctrica en el aire podría desatar una descarga a través del volantín, sin necesidad de contacto directo.
  • Si llueve o hay nubes cargadas, es señal de que ese día no habrá cometa. Es mucho más seguro esperar al día siguiente.
  • Cuida que el terreno donde vaya a correr tu hijo no tenga desniveles u hoyos escondidos por la hierba alta.
  • Indica a tu hijo que no pierda de vista la cometa, pues podría golpearlo al caer.
  • Si el barrilete traza círculos en el aire, es posible que esté desnivelado o roto. Bájalo y revisa que todo este bien (amarres, papel, ángulos, cola).
  • Primero vuélala tú, permitiendo que él la sostenga antes de que tú empieces a correr. Una vez estabilizada, diríjanla los dos juntos. Permite que sienta la tirantez del hilo. Luego dale a que él lo sostenga. Después él la hará levantar el vuelo.
  • Nunca le des a tu hijo a que vuele la cometa cogiendo el pabilo directamente, pues podría herirse. Dale a que coja el ovillo completo. Se venden algunos con asas que son los mejores.
  • Lo mejor es salir fuera de la cuidad, y aprovechar un lindo día de campo.
Imagen: Ana Guantay

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!