24 de mar. de 2010

Bocadillos sencillos para fiesta de cumpleaños

Si estás cansada de poner siempre la misma comida empaquetada en la mesa de cumpleaños de tu hijo, mejor deja volar tu imaginación y prepárale ricos bocadillos. Nada más reconfortante que hacerlo con nuestras propias manos y ver cómo lo disfruta nuestro pequeñuelo. No necesitas de grandes espacios, aunque sí un poquitín más de tiempo que podrás compartir en familia.



A continuación te brindamos algunas ideas, proponiéndote combinaciones sencillas y que los niños acepten fácilmente. No significa que desaparezcas las golosinas, pero si puedes quitar un poco de preservantes, saborizantes y colorantes artificiales autorizados de tu mesa... tanto mejor!

Sandwich de pollo con pecanas: pollo sancochado deshilachado y cortado finito, apio cortado finito en cuadraditos(opcional), mayonesa (de casa), pecanas molidas, petit pan redondo.

Triple: se utiliza el pan fuente (como el de molde, pero más grande). Te puede venir ya cortado si lo deseas. Para la combinación vegetariana se intercala un piso de tomate en rodajitas untado con mayonesa, con otro piso de palta aplastada con sal y un chorrito de limón. Para la combinación huevo-jamón, el primer piso se llenará con huevo cocido en pedacitos y el segundo piso con lonjas de jamón. Puedes echarle mayonesa al primero y mantequilla al segundo, para evitar que los relleno caigan. Una vez listos los pisos, se corta en rectángulos-porciones con un cuchillo especial de pan (largo y dentado). Cuida que el pan no esté muy húmedo a la hora de comprarlo, sino más bien esponjoso. ¿Otra combinación?: durazno-pollo!

Queso edam en cuadraditos: separa algunos para insertarles pequeños mondadientes, pero sólo cuando los repartas a los adultos.

Salchichas en rodajas: prefiere el de ternera, sin colorantes, picantes ni exceso de especias. Puedes servirlo con salsa golf (mayonesa+ketchup). Sale delicioso!

Rollitos de patata: es como hacer el puré, sólo que con menos agua y leche, de manera que queda una masa. Le agregamos sal y una pizca de limón, hacemos bolitas y las colocamos en pirotines o sueltas en una fuente. Puedes ponerles un pedacito de queso fresco dentro, o presentarlo con mayonesa.

Hay una infinidad de delicias más que se pueden crear, pero de las que hemos hallado nos quedamos con dos: estas maravillosas galletas de genjibre y las propiedades nutricionales del jamón serrano o curado, esperando también que se le considere con mayor frecuencia en las dietas infantiles.

Imágenes: Bocaditos y Reposteria, Datoblog, Che Que Bo.





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

2 comentarios:

  1. En mi opinión particular el sandwich que comen mejor los peques son los de jamón y queso, además son super nutritivos y válidos para cualquier ocasión con una buena presentación. Un Saludo.

    ResponderEliminar

Los más populares