21 mar. 2011

Riesgos de reemplazar el agua como bebida para tu hijo

En los últimos años, el consumo del agua en los niños ha cambiado muchísimo con relación a lo que nuestros padres nos daban. Por ejemplo, los refrescos con colorantes y saborizantes artificiales han reemplazado un buen jugo de naranja o papaya en los desayunos.

La principal causa es la tendencia hoy en día a recurrir a todo aquello que no nos distraiga de nuestra agitada rutina, acercándonos a lo empaquetado y listo para tomar.



Las fiestas infantiles en muchos restaurantes promueven el consumo de grasas en la comida y azúcares en las bebidas gaseosas como nunca antes, con los riesgos de la cafeína y el agua carbonatada que evitan la fijación del calcio en los huesos, limitando así el crecimiento de los niños.


Todas estas bebidas incluyen en su preparación elementos dañinos para tu hijo que, al mismo tiempo que le provocan sed para que consuma más, también lo saturan de azúcares, alterando su conducta por el golpe de azúcar.

Pero otro efecto lamentable de estas bebidas azucaradas es que, consumidas desde muy pequeños, acostumbran a los niños a relacionar las bebidas con los sabores muy dulces, lo cual los aleja de los jugos naturales de fruta y más aun del consumo del agua natural.


Es necesario tomar esto en consideración al momento de dar estas bebidas a tus hijos. El agua es lo más económico, natural, sano y esencial para la salud de tu pequeño. No incluyas las bebidas artificiales en su dieta diaria; restríngelas siempre a eventos y compromisos eventuales. De lo contrario, estarás predisponiéndolo a futuras dolencias.

Imagen: Carol Moro, More4kids, Wellness On Line.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. Anónimo9:42 a.m.

    Muy buenos los artículos del blog, nos hace reflexionar un poco y no dejarnos llevar por lo que comúnmente vemos!

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!