27 jul. 2011

Iluminación decorativa en la habitación del niño

La iluminación adecuada en la habitación de un niño o bebé debe permitir ver con claridad todo el espacio, pero evitando encandilar al pequeño con un exceso de luz.

La iluminación es influida por muchos factores, como el tamaño y la ubicación de las ventanas o la cantidad de muebles en el cuarto. También la cantidad y la ubicación de las lámparas y luces artificiales ayudan mucho.

Las lámparas con diseños creativos pueden ser una buena opción.












Otras recomendaciones para lograr una iluminación adecuada:
  • Las ventanas deben ser amplias y al mismo tiempo contar con cortinas y tules o persianas con los que se pueda graduar la cantidad de luz que ingresa.
  • A más luz exterior, menos tela en la ventana.
  • Elige para tu hijo la habitación con más ventanas y que reciba más luz durante el día. Así ahorrarás electricidad.
  • No recargues su habitación con adornos, juguetes y muebles. Sólo lo necesario. A más espacio no sólo habrá más luz sino más libertad de movimiento.
  • Prefiere las luminarias o lámparas opacas, que difuminen la luz. La luz directa del foco pueden enceguecer y molestar, sobretodo a los bebés que pasan más tiempo en su cuna.
  • No pongas lámparas al alcance de tu hijo cuando este empiece a caminar.
  • No instales luces que generen muchos calor, como las dicroicas. Prefiere los focos ahorradores o fluorescentes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. La luz en la habitación de un niño debe ser más tenue que en otra habitación de la casa para que no se vean afectados por el exceso de iluminación. Además las lámparas pueden ser de motivos decorativos que más les gusten a ellos y contar con cortinas ligeras o estores que permiten traspasar la luz solar delicadamente.

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!