Mamá, por qué no debo comer tantos dulces y golosinas?

Porque te hacen daño. Es cierto que son muy ricos, pero eso no significa que no nos pase nada si comemos muchos.



Puede hacernos daño a los dientes y producirnos caries. También puede hacer que nos duela la panza, señal de que no nos cayeron bien. Meter mucha azúcar en nuestro cuerpo puede hacer que no comamos otras cosas que necesitamos al sentirnos satisfechos.

Pero no te preocupes, que sí pueden comer dulces en ocasiones especiales, como las fiestas de cumpleaños, por ejemplo.

Comentarios