26 dic. 2011

Nivelación, recuperación y clases de apoyo escolar: los "cucos" de papá y mamá

Son las tres cosas que menos quisieras haber oído al finalizar el año escolar. Pero la noticia de que tu hijo tendrá que seguir el curso de nivelación o clases de recuperación o apoyo escolar durante sus vacaciones te cayó como un baldazo de agua fría.


Durante todos estos meses, puede que el colegio te haya convocado a una cita con la maestra para conversar sobre la situación académica de tu hijo; tal vez lo hizo hasta más de una vez, sin que le des la importancia debida.


Lo cierto es que cuando la maestra nos dice que nuestro hijo tendrá que seguir estos cursos de nivelación o recuperación, sentimientos de desasón, negación y hasta desconfianza se juntan en nosotros. Pero tranquila; si eso es lo que tu hijo requiere lo mejor es apoyarlo, pues así le permitirás empezar el siguiente año escolar con una mejor base. Aquí algunos consejos:
  • Tómalo con calma, como algo que tu hijo necesita. Recuerda que cada persona tiene su propio ritmo de aprendizaje.
  • No recrimines a tu hijo por su rendimiento. Sólo aumentarás la incomodidad que ya siente y eso no ayudará a que se dedique a nivelarse con una buena actitud.
  • Organiza y revisa los cuadernos, libros y tareas realizadas que el colegio te haya devuelto. Si no es el caso, pídeles esta información. Con ellos sabrás cómo le fue a tu hijo durante el año y en qué momento disminuyó su rendimiento.
  • Asiste a la cita a la que te convoque la maestra o psicóloga para conversar sobre el tema. Así sabrás exactamente cuál es la dificultad que tiene tu hijo, en que áreas, por qué razones y cómo llegaron a esa conclusión (tests, observaciones, conducta, etc.)
  • Organiza las vacaciones de tu hijo de manera que se distribuyan sus tiempos libres y sus momentos de estudio. De preferencia busca que el estudio sea en las mañanas y lo demás en las tardes.
  • No pretendas que tu hijo acabe de estudiar en el menor tiempo posible, ni sobrecargues sus días; dosifica.
  • Si hay hermanos, que estos vayan a sus talleres o actividades cuando tu hijo estudie. Así le alejarás de distracciones en casa.
  • Sigue las recomendaciones adicionales sobre chequeos, terapias y clases de apoyo que te sugieran en el colegio. Si las consideras extremas, busca una segunda opinión especializada.
  • Dedícate a seguir y ayudar a tu hijo en su proceso de aprendizaje. Tu presencia será su mejor apoyo, sobre todo si tu ausencia fue una de las causas de su bajo desempeño.
Finalmente, tratando al estudio como parte de las actividades vacacionales, ayudarás a que tu hijo llegue más confiado a la evaluación final de su curso de nivelación. Aprovechen juntos de esta experiencia para que el próximo año tu hijo tenga presente lo que sacrificará nuevamente si no se dedica a aprender, y para que tú le des más valor y utilidad al poco o mucho tiempo que pasen juntos.

Apoyo Escolar en España: ELEA
Problemas de Aprendizaje en Perú: CPAL
TDHA en México: Déficit de Atención

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!