26 ene. 2012

Enseñando lengua de signos a bebés sin sordera

El lenguaje de señas lo usan los bebés desde sus primeros meses de vida, buscando comunicarse para satisfacer sus necesidades de alimentación, descanso y afecto. Estos deseos de ven frustrados cuando los papás no pueden interpretar lo que sus hijos les piden.


Desde hace algunos años existen diversos cursos de lengua de signos dirigidos a bebés sin problemas de sordera para comunicarse con el lenguaje de las manos y los gestos. Esta nueva tendencia tiene gran éxito en varios países y sus seguidores afirman que es de gran apoyo para evitar el estrés en los padres y los hijos por no poder entenderse, contribuyendo a la construcción de una relación filial mucho más saludable y fluida.

Los bebés emplean manos, rostro y cuerpo buscando avisar algo a sus padres al restregarse las manos cuando quieren coger algo, extender los brazos hacia arriba para que los carguen, o dando pataditas cuando escuchan la voz de mamá. Sus capacidades para este tipo de comunicación ya están bien desarrolladas a partir de los 6 a 10 meses, edad en que se recomienda iniciar el aprendizaje de los signos junto con mamá y papá.


Algunas señas son tomadas de los movimientos propios y distintivos de los bebés y otras se van introduciendo poco a poco.  A medida que el bebé vaya aprendiendo, estos signos se irán combinando con otros movimientos y gestos universales.

Pero, ¿qué pasa cuando llega la edad de hablar? Los especialistas que promueven esta tendencia afirman que la lengua de signos no sólo sirve para mejorar la relación entre padres e hijos, sino que prepara el terreno para el habla e incluso favorece el desarrollo intelectual. Aprender a comunicarse con señas desde bebés hará que los pequeños estructuren mejor su lenguaje oral, incluso antes que otros niños.


El lenguaje de señas no es un reemplazo del lenguaje hablado sino un complemento valioso que podrá ser usado en simultáneo. A medida que vaya creciendo, el niño irá dejando de lado el lenguaje de señas al perder su utilidad frente al lenguaje hablado.

Más información: Baby Signs
Lengua de Signos en España: Cinco Deditos
Lenguaje de Señas en Perú: Mental Fitness

Fuente: Parents.com 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. Mi experiencia con los signos es muy buena. En casa los usamos con mi primer hijo. Era genial ver cómo los usaba cuando necesitaba cualquier cosa o simplemente para mostrarnos algo. Cuando empezó a hablar los fue dejando poco a poco.
    Ahora los usamos de nuevo con la hermana pequeña y es maravilloso ver cómo el mayor los ha retomado para enseñárselos a ella.
    Os invito a visitar mi página web. Se llama Otanana. En ella comparto textos y vídeos para aprender los signos desde casa. ¡Espero que la disfrutéis!
    http://otanana.com

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!