13 feb. 2012

Efectos de la obesidad infantil en la psicomotricidad

El movimiento es clave como herramienta de aprendizaje en los niños. Se sabe mucho sobre la influencia de la obesidad en problemas como la diabetes o la circulación sanguínea pero el sobrepeso en los pequeños también causa problemas muy graves en su sistema nervioso, especialmente en el llamado sistema propioceptivo, relacionado con el movimiento físico.


Este sistema está formado por los nervios ubicados en los músculos, ligamentos y articulaciones del cuerpo. Entre sus funciones más importantes está la de coordinar las tensiones y estiramientos de los músculos para que el niño se mueva libremente.


Con el sobrepeso los impulsos nerviosos no son correctamente enviados, alterando la habilidad del equilibrio y el tono muscular, provocando falta de tonicidad, retrasos en la psicomotricidad (dominio de sus extremidades y labores finas) y deficiencias en la postura.

La obesidad infantil entonces no sólo afecta el aspecto físico del niño o su salud, sino que limitará su desarrollo integral. El pequeño se verá disminuido en sus posibilidades de experimentar su entorno con libertad y de manera autónoma y conforme esta situación se mantenga empezará a compararse, a darse cuenta que puede menos que los otros niños, afectando su autoestima de manera importante.


La solución a este problema será producto de la estrecha colaboración entre nutricionistas, cardiólogos, terapistas físicos y psicólogos. Pero el apoyo de los padres de familia al tratamiento que éstos definan será el factor más importante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. Enhorabuena por el post, lo encuentro tremendamente útil. La verdad es que muchas madres no valoramos suficientemente la importancia de la psicomotricidad y puede condicional el desarrollo de los niños.

    Aquí os dejo un enlace que también me parece muy útil con consejos para superar la obesidad infantil.

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!