20 mar. 2012

Protegiéndolo contra la caries: aplicación del flúor en la clínica dental

Son bastante conocidas las propiedades del flúor en niveles adecuados como preventor de caries en los niños, así como los efectos tóxicos en la dentadura debido a su abuso. Su presentación más conocida es como ingrediente de las pastas dentales pero los dentistas también lo aplican directamente -sea como barniz o gel- en sus consultorios.


La aplicación de flúor en los niños era algo impensable hasta hace algunos años pero la mayor exposición de los pequeños a más agentes causantes de caries ha provocado un fuerte aumento de casos. Por eso el flúor tópico aplicado en el dentista se está recomendando más ahora, desde tan temprano como cumplido un año o dos.


El barnizado de los dientes con flúor es un procedimiento muy sencillo e indoloro para los niños. Consiste en humedecer el flúor tópico en un pincel o hisopo de algodón, frotando los dientes hasta por cuatro minutos. Luego se recomienda no comer ni beber nada por una hora para que el flúor sea bien absorbido por los dientes.

Sin embargo, el flúor no penetra mucho en la dentadura, por lo que debe repetirse su aplicación cada seis meses, o según el riesgo o predisposición del niño a sufrir de caries.

Debes tener en cuenta que este tratamiento sólo lo puede realizar un odontólogo profesional, quien te indicará si tu hijo necesita o no del flúor, así como medidas adicionales y hábitos que deben seguirse para cuidar mejor los dientes de tu hijo.


Más información sobre el flúor tópico en la Universidad de Granada .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!