26 abr. 2012

Menús para niños en la escuela de mi hija

Durante el primer año en el nuevo colegio de mi hija, yo no había tenido ningún problema en prepararle y mandarle su almuerzo. Usaba entonces una linda lonchera de Barbie que adoraba y donde también iba su merienda de media mañana.

Pero al año siguiente todo se complicó porque ingresé a un nuevo trabajo que no me daba tiempo para nada. Así que decidí averiguar si en el colegio ofrecían menús para los alumnos.

Afortunadamente los tenían. Uno de los muchos consorcios especializados en alimentación infantil lo manejaba y según me comentaban las mamás, lo hacían muy bien. Balanceaban las comidas de acuerdo a las necesidades de los niños, tenían una gran variedad de platos y enviaban periódicamente sus opciones por correo electrónico a todos los papás.


Al principio probé a que mi hija comiera en el comedor del colegio de manera interdiaria. Pero a la semana la vi tan feliz con la idea que decidí hacerlo todo de corrido. Yo había estado preocupada con la posibilidad de que no hubiese querido dejar en casa su adorada lonchera de Barbie, pero decidimos que siguiera llevando su merienda de media mañana en ella.

Cuando mi hija empezó a almorzar en el comedor de la escuela, aprendió a manejar dinero, a valorar lo que come y a probar nuevos sabores.

Otra de las ventajas que encontré en los menús escolares es que la comida la sirven recién preparada, no había que recalentarla. Llevar el almuerzo hecho en casa incluye eso y una larga cola detrás de los pocos hornos microondas que hay en los colegios.

A continuación, algunos ejemplos de lo que sirven en la escuela a la hora del almuerzo. El primero es una programación mensual con la comida que va cada día, los acompañamientos y bebidas que incluye:


Al año siguiente parece que cambiaron de consorcio. Este envía la programación de menú por semanas, pero es igual de bueno. Además, añadieron el precio (al cambio, unos US$ 2.00):



Bueno, espero que todo siga igual de bien, porque me están ayudando a ahorrar en tiempo y preocupaciones, pues tengo confianza en lo que le sirven a mi hija y en el servicio que le dan. En cuanto a gastos, se compra un poquito menos en casa y eso sirve para pagar los menús.

Imágenes: The Manor
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!