4 abr. 2012

Sodas o gaseosas: pero si a mi hijo le encanta!

Todos los dulces y golosinas son un gran placer para los niños. Aromas, sabores, texturas y colores se combinan para hacer de su consumo una experiencia irresistible. Para los padres muchas veces son una manera de calmar o satisfacer a nuestros hijos, reemplazando con ellos el cariño que debemos brindarles.


Las colas o bebidas gaseosas están consideradas como golosinas bebibles. Su alto contenido de azúcar, colorantes, saborizantes, preservantes y demás han sido muchas veces mencionados como riesgos para la salud, a pesar de lo cual siguen siendo distribuidos y comprados.

Las últimas noticias llegaron de California, en los Estados Unidos, donde las autoridades sanitarias decidieron incluir al 4-metilimidazol (4-MEI) -utilizado en la elaboración del colorante Caramelo 4 en la Coca Cola y en la Pepsi- en la lista de sustancias potencialmente cancerígenas.

En respuesta, las empresas elaboradoras decidieron reducir (no eliminar) este ingrediente en sus gaseosas distribuidas en California. El que lo hagan sólo ahí indica que no fue por su potencial dañino, sino para evitar tener que colocar la etiqueta de advertencia en sus envases.

Si estas empresas utilizan el 4-MEI en otros países, sería razonable que también lo reduzcan; una señal de verdadero interés por la salud pública.


Otras razones para restringir el consumo de gaseosas en nuestros hijos:
  • Contienen tartrazina, con riesgo de ocasionar alergias, hiperactividad, migraña, intolerancia e insomnio.
  • Contiene cafeína, que producen un efecto más intenso en los niños que en adultos. Digamos que no ayudará mucho a mantener quieto a tu hijo.
  • Altos contenidos de azúcar, con los riesgos ya conocidos de obesidad y problemas cardíacos, dentales, etc.
  • Su intenso dulzor hará que tu hijo rechace líquidos como el agua o los jugos naturales, de dulzor natural (fructosa en el caso de los jugos de fruta). Cuando tenga sed, pensará primero en una gaseosa.
  • Provoca estreñimiento.
  • Debilitamiento del esmalte dental, desprotegiendo la dentadura contra las caries.
  • Hinchazón del estómago, debido al agua carbonatada que produce gases. Esto produce sensación de llenura y limita una correcta alimentación.
  • Altos contenidos de sodio, más aun en las bebidas dietéticas.
  • Impide desarrollo de los huesos, ya que no permite la fijación del calcio.
Por eso, antes de ofrecerle una soda a tu hijo, elige el agua o prepara un refresco en casa para llevar (agua de manzanilla, hierba luisa o yerba de limón, limonada, jugo de naranja). Infórmate también sobre qué otras bebidas se ofrecen en los lugares a los que irás con tu familia.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. me encanta la primera foto que habeis puesto en el post, este blog es fantastico, ya teneis una fans mas

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!