27 jul. 2012

Conoce y reduce los riesgos para tu hijo por comer cupcakes y muffins

Los cupcakes y muffins han alcanzado un lugar muy importante entre las delicias de la repostería y en las preferencias de los niños.


En los últimos años, ha habido una explosión de propuestas muy creativas y coloridas, con todo tipo de exquisitos ingredientes y decoradas con motivos a elegir especialmente para fiestas de cumpleaños infantiles, dibujando primorosas caritas y figuras dispuestas en arreglos tipo florales o sobre repisas circulares.

Cada mordisco es una cascada inolvidable de sensaciones. Pero, sin querer aguarte la fiesta, creemos que es necesario tener en cuenta lo que pueden contener estas pequeñas delicias para procurar un consumo moderado en tu hijo y evitar riesgos en su salud como la obesidad, caries o hipertensión.

Los cupcakes y los muffins tiene un alto contenido en grasas, azúcares y harinas. Además de esto, algunos cupcakes son tratados con saborizantes y preservantes que permiten grandes volúmenes de producción y venta sin pérdida del producto, y colorantes artificiales para hacerlos destacar en vitrina. La crema chantilly, el queso crema, la crema de mantequilla o el azúcar en polvo o granulada son algunos de los ingredientes más comunes para preparar los cupcakes.


Felizmente existen quienes se preocupan en adaptar los cupcakes y otras recetas para que sean más aptos para los niños, como en esta receta de muffin donde reemplazan la cocoa por colacao. Además el muffin no contiene tanta grasa como los cupcakes. Tal vez sería mejor optar por ellos para una fiesta infantil.

Hay otras propuestas pensadas para quienes sufren de diabetes y que podrían ser un opción para los niños por no tener azúcar, siempre con la asesoría del médico pediatra sobre qué edulcorante usar. Hay versiones para todas las presentaciones, desde los cupcakes de plátano hasta los de chocolate. También existen las recetas bajas en grasa, que sustituyen la crema de mantequilla por margarina y añaden suero de leche descremada.


Según estudios hechos por profesionales de la salud nutricional es mejor preferir los cupcakes o muffins hechos en casa o a pedido, a los vendidos al por mayor en las grandes tiendas. Así evitarás aditivos químicos, grasas trans y otros ingredientes dañinos para los niños.

La idea es que, si decides contar con los cupcakes en la fiesta, puedas hacerlo de la manera más saludable posible sin privar a los niños de tan delicioso y esponjoso manjar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

  1. Mi bebé está empezando con alimentos solidos y estamos aprendiendo de nuestra propia experiencia, pero queremos informarnos sobre opciones nutritivas. Aqui encontramos muchas novedades de comida de bebé: www.nutri-baby.com y queremos tener toda la info para poder ampliar el menú de nuestro bebe. Gracias por sus interesantes publicaciones!

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!