16 ago. 2012

Cómo iniciar a tu hijo en el deporte competitivo

Hay pocas cosas en el mundo que nos alegren tanto como descubrir en nuestros hijos pequeños alguna habilidad deportiva. Pero debemos actuar con cuidado, pues de ahí a pensar que ya podemos contratarle un entrenador y organizar su vida alrededor del deporte hay una gran diferencia.


Los pediatras y especialistas en medicina deportiva indican que durante los primeros años de vida el deporte debe ser exclusivamente recreativo. El juego es la manera en que el niño reconoce y se relaciona con su entorno y darle otra finalidad le perjudicaría en su desarrollo integral. Luego se pueden aumentar poco a poco la exigencia, siempre bajo la supervisión de un entrenador y un médico.

Pero las consecuencias más graves de no actuar así son las físicas.  Si se somete al niño a grandes esfuerzos físicos de manera prematura se puede dañar el normal crecimiento de sus huesos, produciéndole deformaciones o enfermedades relacionadas con los músculos y el esqueleto, como la osteocondritis, con sus variaciones.

En resumen, podemos dividir las etapas del deporte en los niños en cuatro:

Recreativa: hasta los 9 años

Que incluye ejercicios de estimulación temprana, actividades físicas que imiten deportes, y en general todo lo que sea movimiento y psicomotricidad. Los niños en esta edad saltan, corren y se mueven todo el tiempo por diversión; son de por sí muy dinámicos y no necesitan del deporte como tal para estar sanos.


Preparatoria: 10 a 12 años

Los niños son los que deben elegir el deporte que quieren desarrollar. Entre los sugeridos están el básquet, voley, natación o fútbol. No cometamos el gran error de buscar hacerlos el futbolista o la voleybolista que nosotras no pudimos ser. Se buscará la supervisión de un entrenador. La carga física será baja, al igual que los ejercicios y pesos.


Principiante: 13 a 16 años

Con los exámenes y pruebas previas de rigor, se podrá iniciar un entrenamiento sostenido con rutinas programadas y aumento regulado en la intensidad física de los ejercicios.


Competitiva: 17 años a más

A partir de esta edad es que tu hijo podrá recién empezar un entrenamiento exigente, competitivo y constante. Para entonces el deporte significará mucho en su vida y dependerá de él si lo desarrolla de manera profesional. Pero si ha llegado hasta aquí por su propia voluntad es porque realmente le apasiona, y como padres debemos darles todo el apoyo que podamos.


Más sobre riesgos del entrenamiento físico excesivo en niños y en adolescentes: Femede.es y MedicinaTV.com.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!