13 sep. 2012

El Feng Shui ...hasta en la habitación de mi bebé?

Tanto escuché a mis amigas sobre las maravillas del Feng Shui que terminé por buscar más sobre el tema. El entusiasmo que les oía sobre cómo lo aplicaban en la habitación de sus bebés era tan genuino que algo debía tener de bueno.

Una de sus muchas representaciones.

Pero luego de conocer más sobre el tema llegué a la conclusión de que la energía del chi que busca alcanzar no era otra cosa que el buen estado de ánimo y la actitud positiva - una decisión personal -, y que el Feng Shui aplicado en la habitación infantil no era más que otro nombre para el Sentido Común.

Si bien las bases de esta práctica china son conceptos filosóficos, geológicos y hasta místicos, no tienen nada de supernatural; es sólo otra manera de recomendar lo mismo. Es una gran verdad que todas las mamás buscamos lo mejor para nuestros hijos. Pero hay quienes se aprovechan de esto para vendernos las más extrañas ideas, modas y necesidades. Y de mi experiencia, el Feng Shui es una de ellas.

La magia ya está en ellos; se trata de no perderla al crecer!

Por eso, de lo mucho que se ha escrito sobre el Feng Shui en la decoración para bebés separé algunas "enseñanzas", tan obvias que no necesitas de ningún gurú de la geomancia que te las revele. Las he clasificado según cuatro criterios de una crianza responsable: orden, seguridad, tranquilidad y limpieza. Revísalas preguntándote en cada una de ellas: "¿necesito del Feng Shui para saberlo?".

Orden

  • La ubicación de la cuna debe permitir que el bebé vea quien entra al dormitorio.

Tranquilidad

  • Elegir música suave. Móviles en la ventana para que se balanceen con el viento.
  • Colores: blanco, relacionado con lo infantil; brillantes, demasiado estimulantes; suaves, favorecen el relax.
  • No debe haber nada en la habitación del bebé que cause ruido.
  • Iluminación: ni mucha luz que altere su sueño, ni poca que lo "entristezca" o deprima.

Limpieza

  • Ventilador a baja velocidad para que el aire circule.
  • Limpiar bien la habitación, pero sin usar sustancias tóxicas.
  • Pintar la habitación de preferencia con pinturas a base de agua.
  • Las alfombras no son recomendables porque favorecen ácaros y polvo.

Seguridad

  • Evita colocar la cuna contra una pared que se comparta con el cuarto de baño.

Otras recomendaciones particularmente extrañas

  • No usar cuadros con motivos de agua o mar, porque pueden causar problemas respiratorios.
  • Niñas en zona sur, o entre zonas oeste y sudeste. Niños en zona este o norte de la casa.
No cabe duda que el Feng Shui tiene cosas buenas, pero estoy convencida de que su aplicación no impregnará de luz ni de energía mística la habitación de un bebé. Lo que recomienda es lo mismo que recomiendan psicólogos, pediatras y decoradores especializados para criar a tu hijo en un ambiente adecuado.

Colores blancos y suaves, iluminación adecuada...y no es Feng Shui!

Si bien es cierto que podemos recibir estas recomendaciones del Feng Shui, aprendí que no hay que darles más trascendencia de la que realmente tienen.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

1 comentario:

¡No seas tímid@, comenta!