26 sep. 2012

Plástico, papel o cartón: creando 3 juguetes con material reciclado

La magia de los juguetes es lo que más atrae a los niños. Por eso se crean y venden las más imaginativas maravillas para que los papás tengamos mucho para elegir según los gustos de nuestros hijos, desde los más cómodos y sencillos hasta los más caros y sofisticados.

Pero no hay nada tan mágico para un niño que el jugar con un juguete hecho por él mismo y más aún si al hacerlo se le incentiva el valor de la conciencia ecológica con el reciclado.

Muchas veces los papás sentimos que el esfuerzo de comprarle ese juguete de moda valió la pena con tal de hacerlo feliz, pero un niños nunca igualarán eso a la alegría de jugar con algo armado, insertado, pegado y transformado por él mismo, y sin que cueste ni una sola moneda.

Como muestra de lo que pueden hacer juntos te presentamos tres ideas, cada una teniendo como base un tipo de material para desecho: plástico, papel y cartón.

Bolero de plástico


Necesitas un vaso de yogurt, una cuerda plástica y una bola de plástico con orificio para ensartar. Luego de saborear ese rico yogurt, limpia bien el vasito, retírale todo resto de su tapa de papel de aluminio para evitar cortes y despega la etiqueta. Con témpera o acuarela el niño decorará el vasito como guste, como por ejemplo con manchas de colores hechas con sus dedos, como se ve aquí.


Luego haz un hoyo en la base del vasito utilizando un punzón y pídele al niño que ensarte la cuerda por ahí. Fíja la cuerda a la base con uno o más nudos. En el otro extremo de la pita inserta la bola plástica, fíjala con otro nudo... y ya está listo el bolero de vasito.


Comecocos de papel


También conocido como pío pío o pico pico, este tradicional juego de papiroflexia - técnica más conocida como origami - ha hecho las delicias de muchas generaciones adivinando y riendo con las ocurrencias que aparecían escritas o dibujadas en su interior.


Se puede utilizar cualquier papel cuadrado que ya no se vaya a usar pero que esté en buenas condiciones.  En el portal Guía Infantil podrás encontrar un lindo video con la secuencia para armarlo.

Robot de cartón


¿Has revisado últimamente tu botiquín? Puede que tengas algunas medicinas vencidas, expiradas o a punto de acabarse cuyas cajas te podrán servir para hacer juguetes reciclados con tu pequeñín. En este caso, una caja de antihistamínico nos sirvió de molde para armar un simpático robot con ella.


Sólo basta conseguir sobras de papeles de colores, pegamento, unos ojitos saltones y un clip o sujetapapeles. Y no sólo puede servir para jugar; también puedes añadirlo como adorno en un móvil colgante, como una lapicera, o para que tu hijo guarde sus pequeños tesoros o monedas, si lo usa como alcancía.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!