10 oct. 2012

Recomendaciones para un Halloween sin sustos

Esta vez te has prometido que la noche de brujas no te tomará desprevenida. Con mucha anticipación estás buscando información sobre todo lo relacionado con la fiesta de Halloween. Tal vez alguna de tus amigas ya te dio el dato de las mejores tiendas de disfraces y has elegido esa donde le compró a su hijo aquel maravilloso traje del hombre araña, con pistola de telaraña incluida.


O a lo mejor preferiste tu propio disfraz casero de Halloween y ya juntaste todos los retazos de tela, algodón, cartones y alambres que encontraste en casa para hacérselo tu misma.

¿Pero qué hacer para disfrutar unas fiestas de Halloween sin pasar un susto de verdad? En realidad, la respuesta la tenemos todas las mamás que hemos disfrutado estas fiestas de pequeñas. Sólo es cuestión de ordenar algunas ideas.

Los monstruos que se portan bien... y los que se portan mal


Antes de salir a pedir "dulce o truco" conversa con tu hijo sobre la fiesta de Halloween si hace preguntas. Explícale, sin mucho detalle, que consiste una fiesta de disfraces para celebrar la magia, la fantasía y la imaginación con una pizca de susto; que todo lo que verá serán máscaras, que nada es real. A partir de cierta edad lo misterioso también es motivo de diversión para los niños. Si aún así no le gusta o le asusta, no lo obligues a participar.

Indícale que todo obsequio es valioso, que no debe rechazarlo ni protestarle a quien se lo de. Recuérdale que siempre debe mantenerse cerca de ti y de su grupo de amigos con quienes sale. Sobre todo si por el vecindario hay mucho tráfico.


Se debe respetar la casa ajena. En algunos países se ha extendido la triste costumbre de castigar a los que no dan obsequios pintarrajeando sus paredes, pateándole la puerta o hasta lanzando piedras. Si es así en tu barrio elige una fiesta en casa; si no es posible, vigila que el grupo con el que salgan no lo haga.

Recomiéndale que no pida dulces a desconocidos en la calle. No sólo porque los pone en aprietos, sino por su propia seguridad y salud.

Apariciones en el supermercado


No todos estos locales se muestran dispuestos a regalar golosinas. Algunos hasta restringen el ingreso para evitarse problemas. Pero otros sí reservan un ambiente para que los niños se lleven algunas delicias. Ubica los negocios (bodegas, supermercados y hasta bancos) que sí lo permiten. Así no perderás tiempo y evitarás que los niños se cansen de tanto caminar buscando.


Evita entrar a los locales donde haya mucha gente, pues los chicos podrían perderse con facilidad.  Además, si compras algo, habrán largas colas en caja, tomará tiempo pagar y será más difícil controlar a los niños.

Reconoce salidas de emergencia, zonas de seguridad. Eue los corredores sean espaciosos. Evita la zona de licores, perfumes y otras con envases de vidrio que pueden causar accidentes.

Aquelarre a domicilio


Aquí no bastará encontrar disfraces y maquillaje; también necesitarás de accesorios decorativos con motivos de Halloween. Como si se tratara de cualquier fiesta, debes elaborar una lista de invitados de acuerdo a la capacidad de tu casa, tal vez diseñar una sencilla tarjeta de invitación, reacomodar los muebles alrededor, alquilar sillas, menaje, etc.

Muchas parejas amigas tuyas podrían estar buscando cómo salir a una fiesta de Halloween para grandes después de varios años de hacerlo con sus hijos. Una fiesta en tu casa sólo para niños sería muy atractiva para ellos. Sólo ten en cuenta tus posibilidades y la disponibilidad de otras personas para que te apoyen. Lo más recomendable en estas fiestas es invitar a menos niños.


No uses velas encendidas a manera de decoración. Por más alto o lejos que estén, buscar cómo apagarlas puede ser una tentación irresistible y peligrosa para los niños.

Mucho cuidado con la programación de algunos canales de televisión por Halloween. Algunas películas no aptas para niños se "cuelan" por estas señales supuestamente dirigidas a menores, sin una supervisión ni filtro adecuados.

Terrorífico desfile urbano


Diseña tu ruta. Ya sea si vives en un condominio o cerca de calles o vías principales. Tu conoces tu vecindario. Es mejor empezar tocando las puertas de vecinos conocidos y no alejarse de los lugares que les son más familiares a tu hijo.

El mejor momento para salir es entre las 4 y las 6 pm. Es el momento del día, entre comidas, en que la gente está más receptiva y menos atareada en sus casas. Elige las zonas mejor iluminadas por si se hace tarde.

Los niños pequeños deben ir de la mano de mamá, papá u otro pariente mayor: máximo dos niños pequeños por adulto.

Asegura bien tu hogar. Mantén una luz encendida hasta que regreses; muchas personas aprovechan estas fiestas para robar en las casas mientras lo propietarios pasean.


Cuida que el disfraz no haga tropezar a tu hijo. Vigila sus bordes y accesorios. No lleves bolsas, mejor alguna cajita plástica o hecha a mano con asa, para recibir los obsequios. Algunas personas no regalan dulces ni golosinas sino frutas, por ejemplo... o hasta pasteles salados!. Sería mejor separarlas de los dulces.

Para regalar, mucha gente compra las golosinas en empaques grandes. En el caso de algunos, como las galletas, verifica que no las manipulen cuando se las den a los chicos o que lo hagan con las manos cubiertas con guantes o bolsas plásticas.

Calabaza, calabaza


Coordina la hora de regreso con los padres de familia que te acompañen. Repasa que todos estén antes de volver juntos. Ya en casa, clasifica con tu hijo los obsequios recibidos. Descarta todo lo que no esté empaquetado, con fecha de vencimiento caduca, de colores fosforescentes o que puedan producir ahogamiento en los más pequeños como las gomas de mascar.

Si te han obsequiado alimentos, puedes conservar las frutas como manzanas u otras con cáscara para consumirlas en buenas condiciones, previamente lavadas y desinfectadas. Descarta turrones, pasteles hechos en casa, salvo que conozcas muy bien a la cocinera que los hizo y que te haya avisado que lo iba a preparar especialmente para esa tarde.


Separa los dulces que tu hijo no desea. Puede "canjearlos" entre sus amiguitos. Permite que tu hijo coma unos pocos dulces esa misma tarde y programa el resto con él para los próximos días. No dejes que los coma todos de golpe.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!