25 oct. 2012

Solución ética a los problemas de infertilidad: La naprotecnología

La ilusión por traer un bebé al mundo y experimentar la maravilla de dar la vida y  de la crianza es uno de los mayores anhelos de toda mamá. Pero en muchos casos el ansiado embarazo nunca llega y entonces sentimos que la vida pierde su color.



Felizmente existen alternativas para resolver los problemas de fertilidad y entre las más reconocidas por la preocupación ética puesta en su desarrollo esta la naprotecnología.

La naprotecnología, a diferencia de otras técnicas, no es una de reproducción asistida. Consiste en analizar los problemas fisiológicos y reproductivos de la pareja para lograr la reproducción de manera natural. Por eso se le conoce más como tecnología procreativa natural.

Se hace un estudio detallado del ciclo menstrual de la mujer para saber exactamente cuales son sus días más favorables a la fertilización. Se incluye también el reconocimiento de momentos máximos de fertilidad (llamados "picos" o "marcadores").

Muchos de estos marcadores son los mismos que se utilizan en los métodos reproductivos naturales: estado del moco cervical, temperatura basal, etc. Otros tienen más que ver con la detección de hormonas o gonadotropinas en la orina y la sangre.
Pero la naprotecnología es una técnica reproductiva que también incluye al hombre en el diagnóstico. La detección de problemas en su organismo que limiten las posibilidades de que su pareja quede embarazada también son tratados.

Una vez que se reconocen todas las razones que impiden el embarazo, la pareja es instruida para intentar la concepción del bebé.

En muchos casos, la naprotecnología ha logrado mayores porcentajes de éxito que otros procedimientos (más del 80%) en lograr embarazos en mujeres con problemas para concebir .


Sus promotores, mayormente pertenecientes a congregaciones religiosas, defienden la técnica subrayando las principales ventajas que tiene frente a otros métodos, como la fecundación in vitro por ejemplo. Muchas de estas ventajas tienen que ver con la ética:
  • Son más económicas.
  • No ofenden las creencias religiosas de la pareja.
  • Evita dilemas morales como el descarte de espermatozoides y óvulos no fecundados durante el proceso in vitro.
  • Embarazos llegados a término más sanos.
  • La naprotecnología es más efectiva que la fecundación in vitro.


La iglesia ve en la naprotecnología una opción que va de acuerdo a sus principios morales. De ahí que muchos grupos religiosos difundan este método. Aquellas parejas que tomen en cuenta estos principios en sus vidas pueden encontrar en la naprotecnología una alternativa muy interesante.


Más información: Fertilitycare.fr



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!