28 nov. 2012

Utiliza las películas infantiles para enseñarle valores

No hay duda que las películas de dibujos animados son las favoritas de los niños. Especialmente las que  relatan cuentos de hadas y fantasías tradicionales infantiles. Pero ¿entienden los niños la película tal como nosotros quisiéramos? Las enseñanzas que tú sientes que transmiten, ¿las recibe tu hijo también?

Muchas películas clásicas de Disney han sido también nuestras favoritas, con sus princesas, brujas y animalitos protagonistas. Pero a veces lo que más recordamos de ellas es una risotada malévola, una pelea con dragones o un tierno beso de amor. Sin embargo, estas películas pueden ser también una manera de reforzar en tu hijo valores que le ayuden a relacionarse mejor con su entorno, ser más sociables y humanos.

Lo único que hay que hacer es conversar sobre la película, hacer comentarios o contestar sus preguntas durante el desarrollo de la historia. Cada escena en que sientas que se está fortaleciendo una actitud positiva, destácala frente a tu hijo. Eso hará que reorganice lo que está viendo de otra manera en su mente y lo aplique a su propia experiencia de vida.

A continuación te brindamos algunos ejemplos de lo que podrías reforzar en tus hijos utilizando las películas infantiles. Eso sí: ten en cuenta que tomamos como referencia estas filmaciones y no los cuentos originales sobre los que se basaron.

La princesa y el sapo, de Disney: emprendimiento y constancia


La protagonista desea abrir un restaurante en la ciudad. Trabaja mucho por lograrlo y tras muchas dificultades, finalmente lo logra. Ten en cuenta que la historia se desarrolla en la Nueva Orleans del siglo XIX y se estrena poco después de la tragedia del huracán Katrina. Fue una manera de enviar un mensaje de esperanza.



El Lorax, de Universal: el respeto por la naturaleza


La película transmite la importancia de los árboles para el ser humano al darles aire "totalmente gratis". Se establece el enfrentamiento entre el progreso a cualquier costo y el cuidado de nuestro entorno vivo, que al final se trata de cuidarnos a nosotros mismos.



Cenicienta, de Disney: la bondad


La Cenicienta es bondadosa, a pesar de los maltratos y humillaciones de su madrastra. La actitud de la cenicienta no es responder de la misma forma, sino con altura humana. Así se aprende que la violencia nunca es la mejor solución y que siendo bondadosos, incluso con quienes nos odian, seremos mejor considerados como personas.



Valiente, de Pixar - Disney: la valentía


Mérida comete un grave error al hechizar a su mamá y convertirla en oso. Pero decide remediarlo con el mismo valor que rechaza las tradiciones de su pueblo, enfrentando el miedo, la magia y el peligro. Esta película sirve también para rescatar la importancia de la familia como un espacio para compartir, amar y respetar.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!