30 ene. 2013

Doulas vs. papás: ¿apoyo o pretexto?

Hace poco leí sobre las doulas, mujeres que acompañan a las madres gestantes durante el embarazo y en el parto. La verdad que su labor me pareció muy valiosa y muestra de una profunda vocación de servicio.

Doula apoyando en labor de parto.

Pero al mismo tiempo me produjo una sensación de vacío, como si las doulas estuvieran ahí para reemplazar a la familia. A pesar de que en los diferentes artículos que leí aseguraban que no era ese su objetivo, al explicar lo que hacían me lo pareció aún más.

Por ejemplo, parte de la labor de una doula o acompañante en el parto es dar apoyo emocional y permitir que la embarazada se sienta tranquila y relajada para que la labor de parto sea mejor. ¿Pero, no es eso acaso lo que debería hacer la pareja? Y luego del parto, qué? ¿Una asistente de lactancia? La función de la pareja en la crianza del niño sigue siendo desplazada, dándole pretextos para mantenerse cómodamente al margen.

Se podría decir que el esposo puede no estar lo suficientemente preparado como para saber como apoyar a su pareja ni tener los conocimientos médicos para hacerlo. Pues frente a esto está el hecho de que cada vez más mujeres entran a la sala de parto con su pareja, es de él de quién cogen su mano y es con él con quien abrazan a su hijo recién nacido.

Por otro lado, los cursos que se dictan a las personas interesadas en ser doulas duran pocos días ¿Por qué no recomendar que sean los padres quienes los sigan? En las clases de psicoprofilaxis (ejercicios de preparación para el parto) incluso se recomienda que la pareja asista para aprender a apoyar a la gestante cuando llegue el momento.

Se puede también argumentar que las doulas permiten aliviar la brecha que produce la falta de tiempo en esta vida moderna, que produce a su vez el alejamiento de la pareja debido a sus compromisos. ¿No sería mejor promover maneras de acercarlos antes que darles otra justificación para mantenerse alejados? Más aún, en un momento tan importante en sus vidas como la gestación y el nacimiento de sus hijos.

Papá apoyando en labor de parto. Gran diferencia.

Tal vez lo que haya faltado decir es que las doulas son un apoyo sustituto, sólo para casos en que falte el padre o cualquier otra persona cercana o de la familia a la que la gestante conozca y quiera que sea su doula. En estos casos si serían completamente positivas.

No se si mi manera de verlo sea conservadora, pero es lo mismo que siento cuando veo que el número de cesáreas aumentan considerablemente en las clínicas, o que los bebés en las cunas y guarderías son cada vez más pequeños.

Démosle a la maternidad asistida su espacio. De lo contrario, padres e hijos pronto se reunirán sólo para la foto sobre la chimenea. Al final, es tu decisión.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

2 comentarios:

  1. Yo tuve Doula en mi parto, y creo que deberías investigar más sobre el tema, no sé si sabes de experiencias, o sólo opinas a través de lo que lees en internet, la labor de la Doula es estar al servicio de la madre, y no reemplazar el trabajo protector del padre. En mi experiencia, mi Doula jamás reemplazó a mi pareja, ni menos lo alejó, si no, que todo lo contrario, nos acompañó y atendió de manera incondicional, y mi pareja pudo estar a mi lado en todo momento, tal como yo lo necesitaba.

    Atentos saludos.
    Yanara Salinas.

    ResponderEliminar
  2. Hola Yanara, me alegra y alivia mucho saber que en tu caso la experiencia con las doulas fue positiva. El artículo sí se basa en la lectura de otros artículos sobre doulas y la preocupación que sentí al leerlos es real. Nos interesaría que nos cuentes más de tu experiencia, que opinaba tu pareja de las doulas, etc. a fin de enriquecer el tema.
    Gracias por tus comentarios!

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!