21 ene. 2013

Otra manera de crear trabalenguas nuevos (ejemplos)

Todos hemos escuchado algún trabalenguas: "maría chucena", "pocas copas compré", "el rey de constantinopla" o "los tres tristes tigres" están entre los más famosos. Pero la lista no es muy larga y puede que cuando busques" trabalenguas" no halles uno que te guste.


Pero, ¿qué tal si hacemos nuestros propios trabalenguas? Y mejor aún si los creamos junto con los niños.

En un artículo anterior te recomendábamos definir primero un tema para crear un trabalenguas, pero para con pocos ejemplos y para los más pequeños. Esta vez te brindaremos otra forma de hacerlo, con un nivel de dificultad para niños más grandecitos... y con más ejemplos!

Es más sencillo de lo que crees. Sólo tienes que pensar en sílabas parecidas entre sí (de preferencia trabadas, es decir que combinen pl, tr, cr, etc.). Luego, en palabras que contengas estas sílabas parecidas. Para eso no tienes que ir al diccionario, sólo déjarlas salir verso a verso o ayudándote con imágenes.

Por ejemplo: canto, viento, tinto; queques, peques, quecos; trote, potro, traste, triste; paso, peso, piso, etc. A medida que vayas avanzando en la creación del trabalenguas, las palabras irán poniéndose en su sitio.

Precisamente esas son algunas de las palabras que hemos usado en los trabalenguas que te mostramos a continuación. Son un poco más extensos. Algunos son simples juegos de palabras; otros construyen una breve historia. Ideales para niños de 4 años.

1. Mi pájaro tinto
un canto al viento soltó
pero de tanto canto
su nido lindo volcó.
Voló contento
tanto, que otro árbol
distinto encontró.

2. Queques para los peques
hizo Doña Reques
como a los queques
los chicos hicieron quecos
los queques Doña Reques mojó
y ricos panqueques a todos les dió.

3. Trotando, trotando
caballito potranco
tratando, tratando
de llegar al portal
no trates al trote, mi lindo potrito
atrásate un poco, antes de entrar
puede que un tronco trunque tu andar.

4. Un viejo lamparero su lámpara perdió
lampa en mano con temple buscó
y  lampeando, lampeando
con su lampa relampa
en una trampa la lámpara encontró.

5. Un pozo escondido salí a buscar
paseando cien pasos debí de contar
y en bote pesado me puse a remar.
El pozo a la vista se puso al fin
y piso el piso y cien pasos más
llego al pozo, ¿y qué es lo que pasa?
seco cual pasa; seco está!

6. Aprisa, Priscila
que la prosa está presa
aprisa la risa
que escapa con prisa
aprisa, apresa
la prosa y la risa
que triza que alisa
el llanto y la misa.


Imagen: MaryMeyer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!