7 feb. 2013

Qué revisar en el pañal de tu bebé antes de ponérselo

Cuando somos mamás una de las actividades que nos ocupa más tiempo es la de ponerle los pañales a nuestro bebé. Dependiendo de su edad, puede suceder entre cuatro a ocho veces al día. Por eso es necesario tener en cuenta todo aquello que nos ayude a hacerlo sin complicaciones y buscando la máxima comodidad y tranquilidad para nuestro bebé.


Hay muchas cosas que te ayudan a la hora de cambiar el pañal a tu bebé. Tienen que ver sobre todo con la habitación, accesorios, horarios, muebles, iluminación y por supuesto, los pañales. Esta vez nos dedicaremos a los pañales, cómo elegirlos y qué observar en ellos antes de colocarlos.

Realmente anatómicos

Muchos pañales dicen serlo, pero la única forma de saber cuál se amolda mejor y más cómodamente al cuerpito de tu bebé es probándolos. Puede que tenga los elásticos muy arriba, o que los tamaños de las tallas varíen según la marca, haciendo que unos le queden más ajustados que otros.

Textura

Hay pañales de apariencia brillante, como barnizada en su exterior, mientras que en otros la textura es porosa. Los primeros resultan ser más acartonados y duros, mientras que los otros dan una sensación parecida al algodón y esto los hace más sencillos de manipular y más frescos. Puedes comprobarlo fácilmente al arrugarlos; será más fácil de hacerlo con los de textura porosa que con los de textura brillante. Para los recién nacidos incluso hay pañales de algodón.

Cierres o tiras adhesivas

Pueden venirte pañales sin una de las tiras, o con éstas tan débiles que al jalarlas se desglosan o rompen. Cuida que el pega pega no quede expuesto al adherirlo ni cerca de la piel de tu bebé, pues podría irritarla. Elige los pañales en que los cierres sean elásticos y se puedan pegar y despegar varias veces sin dañarse. De todas formas, trata de hacerlo lo menos posible porque pueden gastarse y hacerse menos resistentes.


Fondo suave

Revisa que el fondo del pañal sea de material bien acolchado y suave al tacto. Existen algunos que no lo son y ocasionan más escaldaduras de las que previenen.

Material superabsorbente

Revisa en la información adjunta el porcentaje de material superabsorbente que figura en su composición. El porcentaje ideal es de 25% a más.

Tiempo de resistencia

En las envolturas de los pañales puedes encontrar una indicación de hasta cuánto tiempo puede resistir el pañal. Nunca te guíes por esa información; cambia el pañal a tu bebé cada vez que se orine y con mayor razón si se ocupa. Así también evitarás escaldaduras y las molestias, gastos adicionales y desvelos que producen.

Elásticos laterales exteriores

Son los que entallarán y darán forma al pañal. Es importante que no se ajusten mucho a las piernas de tu bebé. No temas que se produzca alguna filtración si no es así; para eso también están los elásticos laterales interiores.

Elásticos laterales interiores

Son unos hilos muy delgados cubiertos por una tela también muy fina que dan una protección adicional contra filtraciones y que están ubicados a ambos lados del fondo superabsorbente. Revisa que estos sean suaves y holgados y que la telita no esté rasgada.

Elásticos posteriores

Permiten mayor comodidad, protección y una mejor graduación y manipulación del pañal. Prefiere los pañales que tengan esta característica.


Empaques y bolsas

Cuida que tanto el empaque conteniendo varias unidades como las bolsas individuales estén bien selladas. Si el empaque está intacto, no hay ningún peligro de contaminación.

Fialmente, te recomendamos que una vez elegida la marca, sigue usándola a medida que tu bebé cambie de talla. De lo contrario, podría no coincidir la medida y sería una compra perdida.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!