23 abr. 2013

Avances en lucha contra el trabajo infantil: no esperemos nuevas cifras

El trabajo infantil en una de las más grandes y terribles injusticias de nuestro mundo. En este preciso momento, miles de niños están siendo arrebatados de su inocencia y su derecho a una oportunidad de desarrollo pleno.


Vendidos, secuestrados o engañados pasan sus días aspirando polvo de carbón dentro de socavones mineros, intoxicando su cuerpo con mercurio en el lecho de un río en busca de oro, sin derecho al sueño, a una alimentación digna o a hablar.

Esta penosa realidad se da con mayor fuerza en países en desarrollo, desde la zona sub-sahariana (donde se encuentran los niveles más altos de explotación infantil) hasta las zonas más deprimidas del Asia y Latinoamérica.

Los últimos estudios de la OIT sobre el tema son lamentables, más aún cuando se refieren a estadísticas sólo hasta el año 2008, sin que hasta el momento existan cifras actualizadas que nos permitan saber si la tendencia a mejorado.

A pesar de que en este reporte se indica que el porcentaje de trabajo infantil ha disminuido en el mundo, aún queda mucho por hacer.

Entre sus hallazgos se indica que en el año 2008, el 7.3% de niños en todo el mundo, entre los 5 y 17 años, se ocupaban en trabajos forzados; una disminución de casi 4% con relación al año 2000 (11.1%).

Fuente: OIT

Si vamos a los detalles, nos encontramos con la desagradable sorpresa de que incluso niños de entre 5 y 11 años también realizan trabajos forzados (3%) a nivel mundial.

Este abuso a escala planetaria se da especialmente en actividades relacionadas con la extracción minera y con la construcción.

Casos célebres como el de los diamantes africanos, o el de las plantaciones de cacao que utilizaban niños e involucraban a poderosas transnacionales de la industria del chococolate, sirvieron para poner en agenda el tema, generando diversas iniciativas mundiales para luchar contra la esclavitud infantil.

Pero la corrupción y la extrema pobreza hacen muy difícil combatir el trabajo infantil. A pesar de todo, existen grandes esfuerzos en todo el mundo, no sólo contra el trabajo forzado en niños sino contra la gran indiferencia de la sociedad frente a este problema, que sólo los recuerda cada 16 de abril, Día Mundial contra la Esclavitud Infantil o el 12 de Junio, Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

Hace un lustro que no se cuenta con cifras que nos ayuden a saber si las tendencias a la baja han continuado, pero temas como el cambio climático y la crisis económica mundial hacen pensar lo peor.

Por eso es necesario apoyar aún más todo esfuerzo institucional, mediático y nacional contra el trabajo infantil, sin esperar nuevas cifras. Los niños no pueden esperar.

Si deseas colaborar, puedes contactarte con alguna de estas instituciones:




Imagen: EPACHA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!