16 abr. 2013

Promoviendo la proyección social en los niños

En los últimos años se ha incrementado la tendencia hacia una educación infantil cada vez más competitiva, descuidándose en el camino otros aspectos clave en la formación de los niños, como la sensibilidad social.


En las escuelas que los han implementado, los programas de proyección social buscan que los niños se hagan conscientes, por el contacto directo, de otras realidades de su comunidad o de su región y de como se relacionan e influyen en la suya propia.

La sensibilidad social hace posible una desarrollo humano más completo en los niños, promoviendo actitudes positivas hacia situaciones que no corresponden a su rutina diaria, pero que pueden estar sucediendo a la vuelta de la esquina. Actitudes como la tolerancia, la solidaridad, la empatía, la compasión o la apertura mental son enriquecidos con esta filosofía de vida a través de diferentes actividades sociales.


Eventos pro donaciones

Los alumnos organizan comidas, ferias o conciertos de música, donde los fondos recaudados se destinan a una labor social, como un desayuno por el Día del Niño en un pueblo de la región, pintado de paredes en una escuela nacional, etc.


Día del jean

Un día al mes todos los alumnos pueden dejar el uniforme escolar en casa y asistir en ropa de calle a su centro educativo. El "derecho de ingreso" tiene un costo simbólico y la colecta servirá también para brindar alguna alegría a niños de bajos recursos.


Visitas de intercambio escolar

Algunos colegios coordinan con escuelas en poblaciones marginales para que sus alumnos se visiten mutuamente. Los niños llevan doble lonchera, la cual compartirán con un niño de la otra escuela. Se organizan juegos, manualidades y otras actividades sociales.


Con estas y otras actividades los niños aprenderán que existen otras realidades y las reconocerán, incluyéndolas en su noción de realidad. También les ayudará a entender lo afortunados que son y, con el tiempo, a descubrir qué pueden hacer para ayudar a mejorar esa situación según sus habilidades y capacidades.

Se busca así formar personas íntegras, altruistas y con un gran potencial de generar impacto positivo en su sociedad. Una sensibilidad social que no pretende disminuir las capacidades académicas de los niños, sino más bien darles un marco menos individualista y más integrador y trascendente.


Imagen: KWhabilitation.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!