28 may. 2013

10 preguntas frecuentes sobre los dientes en los niños

Los dientes son más que parte de la imagen de tu hijo, también son una herramienta vital para su alimentación. Por eso estamos siempre al tanto de sus cuidados y por eso también hay tantas preguntas y mitos sobre ellos. Aquí la respuesta a las más consultadas por las mamás a sus pediatras.



1. ¿Cuándo es necesario comenzar la limpieza dental en los bebés?

Ahora que los productos azucarados están a la orden del día incluso para los bebés, cuanto antes se empiece con una rutina de limpieza de los dientes, mejor. Los pediatras recomiendan empezar con trocitos de gasa para frotar muy suavemente sus encías todas las noches.

Hay dos razones para hacerlo con suavidad: la primera es que el esmalte aún no se termina de fijar en las piezas dentales de tu bebé y la segunda es que la gran cantidad de saliva de los bebés también es un limpiador eficaz.

El cepillo puede introducirse al año y medio, aprovechando la tendencia a la imitación que tienen nuestros hijos a esa edad. Hazlo tú al principio pues tu pequeño aún no tiene la fuerza ni coordinación suficientes. Poco a poco podrás dejar que él también lo intente, dejando para el final un repaso.


2. ¿Puedo ayudar a que tenga una buena dentadura desde mi embarazo?

A partir de los dos meses y medio de embarazo aparecen los dientes de leche en el feto y la segunda hilera de dientes lo hace poco antes de nacer. La clave esta entonces en la alimentación que tenga la futura mamá: sana, variada y con abundancia en vitaminas y minerales. 


3.  ¿Los dientes sanos son producto de la herencia o de los hábitos?

La mala dentadura y caries que tengamos no significa que nuestros hijos también la padecerán, así como tampoco tener una buena dentadura garantizará lo mismo en ellos. La salud dental es producto de nuestros buenos o malos hábitos de higiene y alimentación. Otros elementos como la composición de la saliva, el azácar y las bacterias también contribuyen en la calidad de los dientes.


4. ¿Cómo fortalecer sus dientes de leche?

Cuidar su alimentación es lo principal. Elementos como el hierro, fósforo, vitamina D o calcio no deben faltar en su dieta. Una vez tu bebé empiece a comer alimentos sólidos procura que ejercite sus encías. Evita que su alimentación se base exclusivamente en papillas. Según las recomendaciones de tu pediatra ve incluyendo en su comida compotas de fruta, arroz, higado de pollo, verduras cocidas, etc.


5. ¿Cuándo debo cambiar su cepillo de dientes?

No más de tres meses es lo que debe mantenerse un cepillo en uso; o antes, si la cerdas ya se han abierto o achatado. Primero, porque ya no limpian igual de bien, y segundo porque pueden irritar las encías de tu hijo.

Para que los niños los usen con facilidad, los cepillos deben tener una cabeza pequeña, cerdas suaves y redondeadas y mango ergonómico. 


6. ¿Cuál pasta dental debo elegir para mi hijo?

El flúor es esencial para el fortalecimiento de los dientes, pero su exceso puede causar problemas de salud en los niños. Los dentistas recomiendan que para los primeros años la proporción de flúor en el dentrífico no sea mayor del 0,25%, o bien de 500 ppm (partes por millón). Revisa esta información en la etiqueta del dentrífico antes de comprarlo.


7. ¿Cuándo debo llevar a mi hijo por primera vez al dentista?

A ellos debes acudir con tu hijo de preferencia a partir de los 2 años y medio. Antes se recomendaba hacerlo a los tres años, pero el lamentable aumento en enfermedades bucales en niños ha hecho que esta recomendación cambie. Por eso también es que hoy existe una nueva especialidad: la odontopediatría.

Este primer contacto con el dentista debe ser lo más agradable posible, aprovechando que no suelen hacerse intervenciones ni curaciones, sino una simple revisión. Aprovecha para que tu hijo se familiarice con el doctor y sus aparatos, para que lo vea como un amigo y lo llame por su nombre. Busca un dentista por referencia que tenga buen trato con los niños.


8. ¿Cómo evito que siga chupándose el dedo?

Chuparse los dedos es normal, pero si se extiende por mucho tiempo puede generar malformaciones en la dentadura y en la boca. Se cree que una de las principales causas para que un niño siga chupándose el dedo hasta más crecidito es que no ha succionado lo suficiente del pecho de mamá. Esa es una de las razones por las que se recomienda seguir con la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, por lo menos. Si tu hijo satisface su necesidad natural de succión, no buscará otras maneras de hacerlo.


9. ¿Cómo le calmo el dolor al salirle los dientes?

Puedes aplicarle gasa con manzanilla tibia, masajeando suavemente. También puedes brindarle un mordedor de buena calidad. Ambos le aliviarán muchísimo las molestias. Una tradición popular recomienda darle trocitos de azúcar, pero no es una buena idea pues más es el daño que le ocasionará; además de acostumbrarlo desde pequeño al dulce, puede ocasionar el rechazo a las primeras comidas.


10. ¿Y si le doy azúcar rubia o miel en vez de azúcar refinada?

Las bacterias que viven en las encías se alimentan igualmente de cualquier azúcar o miel.  A todas las transforman en ácidos que a su vez generan las caries dentales. Puede que sí sean más sanos para el resto del cuerpo, pero no deja de ser necesaria una buena limpieza de los dientes después de ingerirlos.


Imagen: Tom Schenkenberg en Flickr.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!