9 may. 2013

El chullo: moda andina para abrigar sus cabecitas en invierno

En las alturas de los Andes, donde reinan el viento frío y el aire seco, los niños han usado el chullo por siglos para abrigarse. Coloridos, cómodos y calentitos, esta especie de gorro, tejido con suave lana de llama o alpaca, es hoy una moda a nivel internacional que llegó para quedarse.

Estrellitas y pompones. Diseño de Alpaca Nation.

En el caso de los bebés, la cabeza es particularmente sensible a los cambios de temperatura pues aún no son capaces de regularla. Esto se ve más entre los recién nacidos. La cabeza es por donde escapa la mayor cantidad de calor de su cuerpo y por eso es necesario cubrírsela para mantener su temperatura adecuada, especialmente al salir a la calle.

El chullo es muy importante cuando se trata de los niños para proteger sus cabezas del frío. Y cuanto más duro sea el invierno en una región, más necesario será que se le incluya en los armarios y colecciones de ropa infantil.

Divertido chullo de Classic Alpaca con carita de Elmo. 

Aprovechando el aumento en la demanda, diseñadores de todo el mundo han volcado su creatividad logrando genuinas bellezas y acercando el chullo a países que hasta hace algunos años lo conocían sólo por fotos en revistas de viajes y postales.

Afortunadamente existen muchas empresas - especialmente en la región andina - que ofrecen, exportan y envían a pedido estas prendas. Pero también existen quienes las crean en otros continentes inspirándose en diversos motivos y diseños, e incluso aquellas que te brindan todas las herramientas para hacerlos tú misma, si así lo prefieres.


Hazlo con tus propias manos, tal como lo hizo Green Woman.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

2 comentarios:

  1. aaawww esos son hermosos, especialmente en los bebés, los cubre mucho del frío y los diseños que se pueden crear son estupendos, hay muchas tiendas donde los consigues a buen precio y diferentes estilos.

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!