21 may. 2013

Los 30 juguetes que no deben faltarle a tu hijo

No son los superhéroes de moda los que los niños atesoran más al crecer. Tampoco son las interminables colecciones de pequeños y veloces autos de metal corriendo por pisos y paredes los más entrañables ni los más queridos por ellos.


Probablemente te sorprenda ver que ninguna de aquellas maravillas del marketing y la tecnología aplicada a la diversión infantil sean parte de este artículo. Pero luego de muchas recuerdos, reflexiones y conversaciones con amigas y amigos, hemos llegado a la conclusión de que los juguetes que te mostramos aquí son lo que más marcarán la vida de tu hijo, si lo que buscas es que entienda que la diversión no se trata del juguete más caro o más ruidoso. De ahí la importancia de que siempre tenga juguetes que valgan, no que cuesten.

Ya debes haber notado como muchos de aquellos impresionantes artilugios que le regalaste en su cumpleaños duraron en sus juegos poco más que su fiesta, terminando debajo de la cama, detrás de la puerta o al fondo del cajón. Pero lo que nunca dejó de abrazar fue a su compañero de sueños relleno de bolitas de tecnopor.

Aquí nuestra selección de los 30 juguetes que tu hijo valorará más que a nada. Son de cero costo o muy baratos, simples y divertidos; los juguetes más rentables del mundo, y sin ningún orden en particular. ¿Añadirías alguno?

1.   Muñeco de trapo.
2.   Pelota.
3.   Avión y barco de papel.
4.   Cometa o barrilete.
5.   Trompo.
6.   Pío pío o comecocos.
7.   Piedritas de playa.
8.   Bloques de madera.
9.   Cuna o casa de muñecas hechas con cajas de cartón.
10. Cuentos cortos ilustrados.
11. Pompas de jabón.
12. Nariz roja de payaso.
13. Canicas.
14. Chapitas para jugar fútbol.
15. El árbol más grande del parque para jugar a las escondidas.
16. Los juegos del parque.
17. Papel, témperas y colores.
18. Un globo.
20. Un coche de juguete; cualquiera.
21. El pato de la tina.
22. El chanchito alcancía.
23. Una botella de plástico llena de agua y coloridos trocitos de crayola.
24. La búsqueda del tesoro con notas de papel.
25. Veletas de plástico.
26. Soldaditos.
27. Un osito de plastelina.
28. Un tambor.
29. Teléfono hecho con vasos plásticos e hilo.
30. Y el más importante de todos: su imaginación.

Los niños pueden ser felices sin complicaciones. Somos nosotros quienes les distorsionamos esa felicidad al obsequiarles moda, muchas veces a costa de nuestros bolsillos. No busquemos darles cariño utilizando costosos intermediarios. El amor no tiene precio.


Imagen: Chris Penny en Flickr.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!