14 jun. 2013

7 actividades sencillas con disfraces para niños hechos en casa

Carnavales, Halloween y el Día de la Madre pasaron más rápido de lo que llegaron y te quedaste con la sensación de haber gastado demasiado en el disfraz. Pero los disfraces pueden ser una elección más frecuente para divertirte con tu niños de manera sencilla y muy económica.


La gran diversión que brindan los disfraces a los niños no puede limitarse a unas pocas fechas del año. Hay maneras de crear disfraces con materiales comunes en casa, para amenizar una fiesta con los amiguitos de tu hijo o para jugar con ellos cualquier fin de semana.

A continuación te presentamos algunas ideas para crear disfraces como parte de juegos sencillos y muy divertidos para jugar en familia o en el jardín de infancia. Son ideales para niños entre 2 y 4 años.


1. ¡Momia mía!

Divide a los niños en grupos. De cada grupo uno será el que haga de momia y los otros lo envolverán utilizando rollos de papel higiénico, cuidando de no tapar nariz ni ojos. El grupo que termina primero gana.


2. ¡Ahí vienen los indios!

Corta un trozo de cartulina de unos cinco centímetros de ancho a la medida de la cabeza de tu hijo. Luego extiéndela sobre una mesa y pégale plumas. Puedes encontrarlas en sacudidores de muebles o en almohadas que ya no uses en casa. Adapta el arreglo en la cabeza de tu hijo sin que le ajuste ni se deslice. Puedes hacer varias de estas gorras para jugar a los indios por toda la casa.


3. ¡Piratas a la vista!

La ropa del pirata esta en casa: un polo a rayas, maquillaje para pintarle una barba y una pañoleta para la cabeza bastarán.

El catalejo está hecho con un rollo de papel toalla y trozo de papel celofán que colocarás en uno de los extremos del rollo, con tiras elásticas o pegamento. Haz un largavista por cada color de celofán. Los niños verán por el otro lado las cosas de diferentes colores conforme se los vayan turnando.


4. Pegatinas a la moda

Más conocidas como post-it. Consigue grandes cantidades de varios colores y deja que los niños se empapelen mutuamente con ellas. Pueden jugar a ser pájaros o muñecos de papel, o utilizar las pegatinas para señalar las partes de su cuerpo que tú les indiques.


5. Haz tu disfraz

Junta varias prendas de ropa entre sombreros, sudaderas, pantalones, bufandas, etc. Luego indícale a cada niño las características de las prendas que debe ponerse. Por ejemplo, prendas que empiezan con la letra "p" (pañuelo, pantalón, prendedor, etc.) o "prendas que se usan en invierno". También puedes indicarles que usen abajo las prendas que van arriba y al revés, o sólo prendas de color rojo, luego amarillo, etc.


6. ¡Qué miedo, qué risa!

Un niño es elegido para hacer de fantasma vestido con una sábana. Los demás niños se hacen los desmayados. El niño fantasma debe lograr que los niños se rían o se muevan, pero sin tocarlos. Los niños que se rían o se muevan se convertirán en fantasmas.


7. Espantapájaros mix

Junta cartones, periódicos, goma y prendas de ropa vieja. Forma grupos de niños e indícales que utilicen estos materiales para hacer un espantapájaros. Ganará el más original y atemorizante de todos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!