24 jun. 2013

Experimentos para niños: los huesos de goma

Es uno de los experimentos que más les sorprende a los niños. Lograr hacer que un hueso se doble parece cosa de magia, pero es posible usando sólo vinagre. Es ideal para explicar a los niños por qué los huesos son tan duros y resistentes y la importancia de una buena alimentación.

En los últimos años de educación inicial y en los primeros de educación primaria los niños ya empiezan a aprender más sobre el cuerpo humano, sus partes y funciones. Uno de los temas que se desarrollan son los huesos del cuerpo, que en conjunto son conocidos como esqueleto.

Los niños aprenden que es gracias a los huesos que pueden permanecer de pie, mantener sus órganos protegidos y en su sitio y levantar su mochila. ¿Pero qué hace tan duros a los huesos? ¿De qué están hechos?


Es aquí donde experimentos como el del hueso y el vinagre sirven para demostrar lo que hace tan fuertes a nuestros huesos, de manera sencilla y sin entrar en definiciones de procesos químicos. Son muy útiles como parte de las lecciones sobre el esqueleto humano o sobre los alimentos y la importancia de los que contienen calcio.

Lo único que necesitas es un pomo de vidrio con tapa hermética, un hueso de pierna de pollo y vinagre blanco. Llena el pomo con el vinagre, limpia bien el hueso, sumérgelo por completo y tapa el pomo. En unos tres días el hueso estará flexible, incluso hasta se podría romper sin hacer mucho esfuerzo.

Es momento entonces de explicar a los niños que el hueso es tan fuerte debido a que está compuesto por calcio. El vinagre es un ácido que disuelve ese calcio, produciendo la consistencia de goma o jebe del hueso. De esta manera se puede deducir que sin calcio los huesos dejan de ser resistentes y de sostenernos, y que por eso debemos consumir alimentos ricos en calcio, como la leche.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!