3 jul. 2013

Enseñando combinación de colores a los niños: colores cruzados

En un artículo anterior repasamos cómo combinar las pinturas para obtener nuevos colores. Nos ilusionó mucho que recibiera tantos comentarios y decidimos enriquecer el tema buscando técnicas simples y divertidas para enseñar a los niños a obtener y reconocer el origen de nuevos colores.


La técnica que te presentamos a continuación está inspirada en el cuadro de doble entrada común, sólo que aplicado en la combinación de colores primarios. Es muy útil una vez que los niños ya reconocen colores básicos como el azul, rojo o amarillo y les corresponde aprender los colores secundarios.

Es muy fácil de preparar: en una hoja blanca traza un cuadrado usando un plumón negro grueso. Luego divide este cuadrado con tres líneas horizontales y tres líneas verticales.

Con plumones, pinta los espacios de la primera línea y de la primera columna con los colores básicos que elijas,dejando el cuadrado inicial vacío. Nota que también el último cuadrado de la primera columna está vacío, representando el blanco.

El uso de plumones o rotuladores y no de témperas en esta primera parte te facilita la producción en caso que lo utilices en el aula del jardín con varios niños, pero también puedes usar las témperas de los chicos si lo deseas.

Una vez listos los cuadros, repártelos entre los niños junto con las témperas, mandiles y todos los materiales de pintura que sueles usar en estas actividades.

Ahora invítalos a completar el cuadro, pintando los cuadrados vacíos con los dos colores que se cruzan en cada uno de ellos. Ejemplifica frente a la clase cómo hacerlo, utilizando una hoja separada para ti.


Una forma de motivarlos podría ser mediante adivinanzas, preguntándoles con qué colores logramos el color morado, el anaranjado, el gris, etc., que son los que aparece en el dibujo de nuestra muestra.

Pero notarás también que a nuestro dibujo le faltan algunos espacios por completar, como el cruce entre el azul y el amarillo que dará verde, o el cruce entre el blanco y el azul, que dará celeste.

Puedes hacer otros cuadros con colores distintos y en otro orden, de manera que aparezcan otras combinaciones, de acuerdo a la etapa formativa de tu grupo.

Utilizar este recursos educativo para enseñar los colores también tiene otros beneficios, como ayudar al niño a reconocer y relacionar los colores básicos combinados con los nuevos, percibir la variedad de colores que existen y aprender estos conceptos de manera organizada, permitiendo una mejor retención e internalización de lo aprendido.


Imagen inicial: Paul en Flickr.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!