28 ago. 2013

Juguetes tóxicos que aún se siguen vendiendo

En el año 2008 Ecology Center publicó un reporte en Estados Unidos sobre los juguetes más tóxicos. Han pasado ya cinco años de eso y todos esperaríamos que estos juguetes hubiesen sido retirados de las tiendas en todo el mundo. Pero al averiguarlo nos dimos con más de una desagradable sorpresa.


Sucede que algunos de estos juguetes aún están en venta. Poco después de que la lista de juguetes tóxicos salió a la luz (diciembre de 2008), la Consumer Products Safety Comission o CPSC, entidad reguladora de los Estados Unidos, publicó los nuevos limites para insumos utilizados en la fabricación de juguetes para niños. Eso fue en febrero de 2009.


Sustancias e insumos peligrosos

Las regulaciones más importantes se centraban en la utilización de cadmio, mercurio, arsénico y plomo en la fabricación de juguetes. Pero ¿por qué estos elementos? ¿Qué los hace tan peligrosos? Estos son algunos de los riesgos a la salud con que amenazan a los niños:

Cadmio: fracturas, diarrea, infertilidad, desórdenes psicológicos, daños al sistema inmune y nervioso.
Arsénico: disminución en producción de glóbulos blancos y rojos, irritación de pulmones y estómago, alteraciones de la piel, cáncer y alternación del ADN.
Mercurio: daño cerebral, daño al sistema nervioso y a la reproducción, alergias.
Plomo: anemia, daño cerebral, renal, infertilidad, problemas de aprendizaje, alteraciones de la conducta.


Jugando con la salud de los niños

Sorprende descubrir que muchos de los juguetes que formaron parte de aquella investigación y análisis de laboratorio sigan vendiéndose hoy en día desde los sitios web de los fabricantes, tal como lo constatamos recorriendo los diversos sites.

Ten en cuenta, sin embargo, que no se han hecho nuevos análisis del contenido de estos productos, de tal forma que sólo podemos confirmar su venta hoy en día, mas no una posible modificación, de acuerdo a las normas, en su composición.

Sin embargo, creemos que contar con estos datos te servirá para estar mejor informada y hacer las preguntas necesarias a la hora de elegir un regalo para tu hijo. Estos son los juguetes que aún se ofrecen:


El estudio concluyó que el nivel de Mercurio era de 423 ppm (partes por millón), cuando lo máximo aceptable es de 60 ppm.


Nivel de Cadmio: 981 ppm.
Nivel máximo permitido: 75 ppm.




3. Camión de construcción Lift-it Luke, de Ravensburger:
Nivel de Bromo hallado: 22,634 ppm.
Nivel permitido: 1,000 ppm.



4. Cintas de las Mejores Amigas (Best Friends Bands), de Alex Panline:
Nivel de Arsénico hallado: 630 ppm.
Nivel permitido: 25 ppm.





Contenido de Mercurio hallado: 783 ppm.
Permitido: 60 ppm.



Contenido de  Cadmio: 3,269 ppm y de Arsénico 1,202 ppm, cuando los niveles permitidos no exceden las 75 ppm y las 25 ppm respectivamente.



Por otro lado, algunos productos mencionados en la lista de juguetes tóxicos sí parecen haber sido retirados de los sites de los fabricantes. Un ejemplo es El asiento Rayo McQueen. Sin embargo, existe otra versión en venta en Toys R Us, pero no podemos asegurar que contenga los mismo niveles tóxicos.

Otro ejemplo es el Pin de Halloween en forma de Calabaza, fabricado por The Christmas Shop. Batió todos los records de toxicidad: 4,765 ppm de Arsénico, 3,847 ppm de Cadmio y 190,943 de plomo,  Si bien no pudimos ver si se vendía a través de su sitio web, encontramos esta otra lista de juguetes tóxicos donde también se le menciona....en el 2011! La única manera de descartar su venta es acudiendo a cualquiera de sus locales.

Los collares y dijes "2 corazones" de Hannah Montana ya no aparecen en el sitio de Disney para merchandising, pero en Ebay hay muchos modelos en venta, de entre los cuales éste se asemeja más al del estudio, en que se le halló... 406,510 ppm de Plomo!. ¿Puede hacer algo Disney frente a esto? ¿Y las entidades reguladoras?

Considerando la gran cantidad de noticias y reportes sobre juguetes tóxicos en el mundo, lograr que todos sean sacados de circulación parece una misión imposible. Además, muchas de estas compañías buscan países en los que la regulación es menos estricta para vender ahí sus productos sin problemas.

A pesar de todo, hay formad de evitar que estos peligros lleguen a manos de nuestros hijos: Mantengámonos informados, preguntemos en las instituciones reguladoras de nuestros países y a los mismos fabricantes sobre sus productos.

Porque la salud de nuestros hijos no es cosa de juego.


Más sobre los tests y estudios realizados por Ecology Center en HealthyStuff.com.

Fuente: Forbes.com


Imagen de portada: Kevin Dooley en Flickr.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!