16 ago. 2013

Santa Rosa de Lima: valores para niños en la vida de los santos

Al lo largo de la historia, muchas personas la han enriquecido con hazañas extraordinarias. Héroes navales, pensadores e inventores han dejado su huella en el mundo. En el caso de los santos, como Santa Rosa de Lima, su testimonio de vida muestra valores y actitudes que, adaptados de manera adecuada, pueden servir como ejemplo para los niños.


En este artículo hemos querido ordenar la vida de Santa Rosa (1586 - 1617) de acuerdo a los diferentes valores que reflejó su paso por el mundo. Ten en cuenta que no entraremos a cuestionar la veracidad de las tradiciones que se cuentan sobre Santa Rosa; sólo rescataremos el valor de estas historias para el desarrollo personal de los niños.


Laboriosidad

La vida de Santa Rosa de Lima tuvo muchos sacrificios. Por ejemplo, joven ya y de regreso a Lima desde Quives, realizó muchos trabajos para sostener a su familia que estaba en mala situación. Desde mandados y labores de costurería hasta el cultivo de campos y huertos, nunca desdeño ninguno y los realizó con dignidad.


Generosidad, solidaridad, compasión

Su alma noble y generosa la llevaba a atender y velar por la gente pobre, enferma y esclava. Iba en su busca o los recibía en casa. Cuando no estaba con ellos se retiraba a rezar a su capilla privada. Realizó curaciones milagrosas a muchas de estas personas.


Convicción y fe

Los milagros son un símbolo de hasta dónde podemos llegar si creemos en lo que hacemos. Santa Rosa de Lima tenía mucha fe en Dios y por eso podía hacer cosas extraordinarias.

La mayoría de sus milagros están recopilados en las "Tradiciones Peruanas" de Ricardo Palma, donde Santa Rosa aparece realizando prodigios en situaciones cotidianas.

Santa Rosa y los mosquitos: tradición que narra cómo la santa domesticó a unos mosquitos que infestaban el lugar.

Santa Rosa y el gallo: brevísimo relato, incluido en el anterior, de cómo Santa Rosa de Lima salvó a un gallo de ser el plato del día animándolo a cantar para salvar su vida.

Primer rosedal: se decía que en Lima nunca habían crecido rosas, hasta que el primer rosal brotó en el huerto de Santa Rosa, sin haber sido sembrado!

Salvadora de Lima: durante un ataque de piratas a Lima, su capitán muere misteriosamente y los piratas nunca invadieron la ciudad. Todos atribuyeron esto a la santa que se había reunido con otras mujeres de Lima en la iglesia para rezar por la salvación de la ciudad.


Humildad, sencillez

Cuentan las tradiciones que al nacer Santa Rosa, una sirvienta exclamó: "que linda la niña, parece una rosa!" su madre estuvo de acuerdo y añadió que ese podría ser su nombre, aún cuando había sido inscrita como Isabel. Pero Santa Rosa no aceptó ese nombre hasta que un sacerdote le comentó que era las rosas de su alma en donde Jesús se cobijaba.


Sacrificio, esfuerzo

Desde muy pequeña decidió imitar a Jesús buscando el perdón de la humanidad. Para enseñar este tema a los niños basta con decirles que se alejó de lujos y vivió de manera muy modesta, se alimentaba con lo suficiente y rezaba mucho por el bien del mundo.


Vida ejemplar

La devoción a Santa Rosa de Lima da la vuelta al mundo. Desde la Patagonia hasta México, desde Lima hasta las Filipinas, su imagen es venerada por millones que la consideran su intermediaria ante Dios. Santa Rosa de Lima trascendió por sus lecciones de vida, con las que conmovió a todos dando ejemplo de desprendimiento, sacrificio y humildad. Busquemos hacer el bien y seremos un buen ejemplo para los que nos rodean.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

3 comentarios:

  1. Anónimo8:24 p.m.

    hay que poner mensaje a un que sea

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:21 a.m.

    Interesante publicación

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:17 p.m.

    interesante

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!